Los principales índices accionarios del mercado estadounidense cerraron con pérdidas este martes, en una extensión de la toma de utilidades registrada ayer tras un día de récords para los índices Dow jones y S&P 500. Destacó la caída de Apple Inc, tras su evento en que dio a conocer al público su nuevos productos.

El índice principal Dow Jones, integrado por las acciones de 30 gigantes industriales, cayó -0.75% a 33,821.30 unidades. La referencia S&P 500, con los títulos de las 500 compañías más sólidas, cedió -0.68% a 4,134.94 puntos. El Nasdaq, de alto componente tecnológico, cedió -0.92% al nivel de 13,786.27 puntos.

 

Wall Street se tiñó de rojo por segundo día consecutivo, porque el aumento mundial de los casos de coronavirus impactó a los valores relacionados con los viajes y los operadores se replantearon las ganancias aparentemente estelares que reportaron los grandes bancos de Estados Unidos durante la semana previa.

El mercado se volcó sobre los sectores defensivos, considerados relativamente seguros en tiempos de incertidumbre económica, impulsando un alza de las acciones inmobiliarias, de servicios públicos, de productos de consumo esencial y de atención sanitaria, mientras que financieras y energéticas cedieron terreno.

Las acciones de los operadores aéreos y de los cruceros, como JetBlue Airways, American Airlines, Norwegian Cruise Line y Carnival Corp, que fueron afectadas durante 2020 por los confinamientos, pero que han subido recientemente por las esperanzas de reapertura de la economía, cayeron cerca de 5 por ciento.

Por otra parte, las acciones del gigante tecnológico Apple Inc cayeron con fuerza luego del evento en el que presentó nuevos productos al mercado. La probable decepción amplió su caída del inicio de la jornada para cerrar con un retroceso de -1.28 por ciento. Hoy, Netflix, otra tecnológica, reportó también resultados.

El Dow Jones y S&P 500 cerraron en máximos históricos la semana pasada, gracias a las apuestas de inversionistas que opinan que valores como los industriales y mineros serán beneficiados por el repunte económico y las tecnológicas recuperaron terreno debido al retroceso de las tasas de bonos del Tesoro.

jose.rivera@eleconomista.mx

Con información de Reuters