Los futuros de las bolsas norteamericanas operan con ligeras alzas esta mañana, a la espera de las palabras de Bernanke en la American Economic Association en Filadelfia. Por su parte, los principales índices de Europa avanzan 0.4% en promedio.

Las acciones norteamericanas terminaron la primera rueda del año en baja, aunque lo que ocurre en un día no marca una tendencia, por lo que no tendría que ser una señal de alerta (al menos por ahora). Por su parte, el mes de enero ha sido bueno en 62 de los últimos 85 años, en 55 de los cuales las acciones han tenido un retorno positivo y cuando han subido en enero el 80% de las veces el año terminó en terreno positivo.

En la rueda de ayer, el Dow Jones cayó 0.8% a 16,441 puntos, mientras que el índice S&P 500 retrocedió 0.9% y finalizó en los 1,831 puntos. Es probable que los inversores decidieran tomar ganancias luego del rally de fin de año. Además, la mirada estuvo puesta en China, que generó dudas luego de los flojos reportes del sector manufacturero.

Por su parte, el dólar se disparó en el primer día de operaciones de 2014, dado que las expectativas de un resurgimiento de la economía atrajeron a los inversores. El euro fue el más perjudicado, retrocediendo 0.6% frente a la divisa norteamericana, registrando así su mayor caída diaria en porcentaje desde noviembre de 2013, y finalizó en los 1.3670 dólares.

Las monedas de mercados emergentes también sintieron la presión ante las flojas perspectivas económicas en esos países (la lira turca cayó a un mínimo histórico frente al dólar, el rand sudafricano retrocedió a su menor nivel desde noviembre 2008 y el real brasileño tocó un mínimo de cuatro meses. Países como Turquía, Sudáfrica y Brasil, que requieren de dinero extranjero para financiar sus déficits de cuenta corriente, han caído en desgracia con algunos inversionistas debido a la reducción prevista en el estímulo de la Reserva Federal que acrecentó los costos de endeudamiento.

En el mercado de divisas, el euro retrocede frente al dólar esta mañana y cotiza 1.3640 dólares, mientras que la libra esterlina se aprecia levemente y opera a 1.6464 dólares. Por su parte, el yen se aprecia frente al dólar y cotiza a 104.43 yenes por dólar.

En los Estados Unidos, la industria manufacturera creció en diciembre a su segundo mayor ritmo en más de dos años, impulsado por una ganancia en las órdenes de fábricas que le ayudará a la expansión de ese país. El índice ISM del sector manufacturero bajó a 57 puntos en diciembre desde los 57.3 puntos del mes anterior, mientras que el consenso estimaba que caiga a 56.8 puntos. El reporte reveló que los pedidos de fábrica fueron los más altos desde abril de 2010, lo que explica en cierta medida el aumento en la contratación de personal.

El subíndice de las nuevas órdenes avanzó a 64.2 puntos en diciembre desde los 63.6 puntos del mes anterior, donde 11 industrias marcaron un crecimiento mientras que sólo una reflejó una disminución. Asimismo, el subíndice de empleo aumentó a 56.9 puntos en diciembre, su mayor nivel desde junio de 2011, dado que el repunte de la demanda está impulsando la contratación de más trabajadores.

Otro reporte del día de ayer indicó que las solicitudes de prestaciones por desempleo bajaron la semana pasada a su menor nivel en un mes. Según cifras del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, los pedidos de subsidios por desempleo cayeron en 2,000 unidades la semana finalizada el 28 de diciembre, totalizando 339,000 (consenso: 344,000). El dato anterior fue revisado al alza de 338,000 estimado inicialmente a 341,000 solicitudes.

A pesar de los buenos reportes macro, los rendimientos de los bonos cayeron. La tasa para los títulos a 10 años se ubicó por debajo de 3% y finalizó en 2.99 por ciento.

En China, el crecimiento del sector de servicios se desaceleró en diciembre a un mínimo de cuatro meses, ante una caída en las expectativas, lo que se suma a los indicios de que la segunda mayor economía del mundo está perdiendo fuerza. El índice PMI oficial del sector servicios cayó a 54.6 puntos en diciembre desde los 56 puntos del mes anterior. Si bien el indicador se mantuvo por encima del umbral que separa la expansión de la contracción, el dato refleja un enfriamiento en el nivel de actividad en el cuarto trimestre del año.

En cuanto a los principales commodities, el petróleo WTI está dando algunas señales técnicas, que podrían indicar la confirmación de la tendencia bajista. La media móvil de 50 ruedas se ubica por debajo de la de 200 ruedas, habiendo conformado un death cross . El crudo cayó ayer ante la expectativa que el reporte del día de hoy de los inventarios, el cual podría mostrar una acumulación de los mismos y un descenso de la demanda. El WTI opera hoy con pocos cambios a 95.38 dólares por barril. Por su parte, el oro vuelve a subir 0.5% esta mañana y cotiza a 1,231 dólares por onza.

[email protected]