Las ventas minoristas en Estados Unidos subieron más de lo esperado en diciembre, ya que los consumidores ignoraron la amenaza de mayores impuestos y compraron autos y otros productos, apuntando a que el gasto en consumo recibió un impulso al terminar el año.

Las ventas minoristas subieron un 0.5%, informó el martes el Departamento de Comercio, tras una revisión a un alza del 0.4% en noviembre. Previamente se había informado que las ventas de noviembre habían subido un 0.3 por ciento.

Economistas encuestados por Reuters anticipaban un incremento de sólo un 0.2 por ciento.

La medición subyacente, que excluye automóviles, gasolina y artículos para la construcción, subió un 0.6% tras haber avanzado un 0.5% en noviembre.

RDS