El Banco Santander se vio afectado en sus resultados del segundo trimestre del 2012 debido a la creación de reservas de créditos de sus hipotecas en España, lo que le repercutió en una caída de 51% en sus utilidades, sumando 1,704 millones de euros.

Para el presidente del banco más grande de España, Emilio Botín, la institución está viviendo una época difícil, debido a la incertidumbre global; sin embargo, la fortaleza del banco sigue siendo evidente, por lo que seguirá consolidando su presencia en todo el mundo.

El esfuerzo que estamos haciendo en provisiones nos permitirá dejar atrás el saneamiento del riesgo inmobiliario en España en este año , aseguro el directivo.

El banco completó 70% de las depreciaciones exigidas de la nueva regulación española y esto lo obligó a absorber todas las pérdidas de la cartera hipotecaria durante el primer semestre del año.

AUMENTA 51% ?UTILIDAD EN MÉXICO

Mientras tanto, el Grupo Financiero Santander alcanzó utilidades por 10,298 millones de pesos en el segundo trimestre del año, lo que significó un fuerte incremento de 51% comparado con el mismo periodo del 2012, apoyado en el aumento de las operaciones de crédito del banco.

Descontando el efecto de la venta de las sucursales en abril, el incremento en las utilidades sería de 39% anualizado.

El banco contribuyó con 12.4% de la ganancias del Grupo a escala global y se ubicó como la cuarta filial más rentable de Santander, después de las oficinas de Brasil, España e Inglaterra.

Hemos logrado tener un banco muy rentable a pesar de los problemas que tiene el Grupo en otras latitudes, además de que estamos consolidando los nuevos proyectos que iniciamos hace unos meses , aseguró Marcos Martínez, director general de Santander México.

El directivo indicó que los volúmenes de negocio crecieron 12% al segundo trimestre del 2012, debido a la combinación de los crecimientos de la captación de 10.3% y de la cartera de crédito de 16% anual a junio del 2012.

Martínez explicó que la venta de las sucursales fue un movimiento estratégico que les permitió incrementar la liquidez del banco, además de no tener que inyectar recursos financieros y humanos para la administración de las sucursales.

En abril, el banco vendió 219 sucursales a Fibra 1 y obtuvo una ganancia de 1,731 millones de pesos que utilizó como parte del fondeo para cubrir la demanda de crédito.