En el primer semestre del 2019, BBVA México, principal filial del español BBVA, logró una utilidad de 27,862 millones de pesos, que representó un incremento de 6.9% respecto al mismo periodo del 2018.

Este resultado obedeció a un mejor margen financiero, además de un crecimiento  en los resultados por intermediación y una ligera baja en ingresos por comisiones. Sólo en el segundo trimestre del 2019, BBVA México logró una ganancia de 13,580 millones de pesos, esto es una caída de 4.9% en comparación con el primer trimestre, cuando fue de 14,282 millones.

Pese al entorno de desaceleración económica, la cartera vigente de BBVA alcanzó 1.17 billones de pesos, un crecimiento anual de 4.3 por ciento. En empresas hubo un decrecimiento de 0.3%, sobre todo en corporativos; mientras que en gobierno el crecimiento fue de 4.8% y en familias, de 9.4% a tasa anual.

El Índice de Morosidad se ubicó en junio en 2.1%, ligeramente superior a 1.9% de junio del año previo. En cuanto a captación, se alcanzó un saldo de 1.13 billones de pesos, un crecimiento de 5.1% anual.

BBVA México destacó el crecimiento que ha tenido en canales digitales, en junio 8.8 millones ya eran usuarios de servicios digitales desde la web; y 8.2 millones eran móviles. Aquí el crecimiento anual fue de 52 por ciento.