Es la última semana en la temporada de reportes al tercer trimestre del año y ya encontramos la confirmación de algunas tendencias claras: (1) afectación cambiaria a empresas con apalancamiento en moneda extranjera, (2) volatilidad que afecta a empresas financieras, (3) mal desempeño de empresas extractivas, (4) buen desempeño en las empresas volcadas al mercado exterior (con excepción de las anteriores), y (5) repunte en las empresas enfocadas al consumo. Veamos algunos ejemplos

El peso mexicano ha perdido 11% de su valor en el transcurso del 2015 y 16% en los últimos 12 meses. Para empresas apalancadas en moneda extranjera la depreciación resulta en una carga financiera adicional en un entorno cargado de incertidumbre y volatilidad.

Uno de los ejemplos claros de una empresa afectada por la volatilidad financiera fue Banregio, que mostró una caída de 55% en su resultado por intermediación de valores, que en gran medida se explica por valuación de instrumentos financieros.

Las industrias extractivas se han visto afectadas por la marcada caída en los precios de los commodities. El precio del plomo ha caído 16% en los últimos 12 meses, el del cobre, 20%, y el aluminio, 30 por ciento. El crudo Brent del Mar del Norte cayó 30% en ese lapso. En contraste, la plata sólo cayó un centavo en su cotización en los últimos 12 meses.

No obstante, la cotización de Peñoles, el mayor productor de plata, cayó 9% después de reportar cifras decepcionantes, donde mayores costos operativos explican el mal desempeño, con una caída en Ganancias Antes de Intereses, Impuestos, Depreciación y Amortización (EBITDA) de 2,824 millones de pesos, una caída de 30% a/a. Uno de los motivos que explican el mal resultado fueron las compras de metales a terceros. Aquí la empresa tendrá que explicar cuál es su estrategia de adquirir productos de terceros para comercializarlos.

En contraste, vemos que algunas empresas exportadoras, o con operaciones internacionales como Nemak que produce productos de aluminio para la industria automotriz , muestran buenos resultados, lo que en este caso se traduce en un rendimiento muy interesante para los inversionistas. Nemak logró un incremento en EBITDA de 19.1 por ciento.

En el consumo encontramos varios ejemplos interesantes: Arca Continental logró aumentos en volumen y precios, la quimera en la industria. Alsea superó las expectativas del mercado, y las de la propia empresa, con un aumento en EBITDA de 54 por ciento. Herdez se benefició de la incorporación de Helados Nestlé a su portafolio de marcas, con lo que logró un interesante avance en EBITDA de 30.7 por ciento. Kimber, que es una de las empresas más rentables del mercado accionario mexicano, mostró un avance de 24% en EBITDA, con lo que rompe una racha de malos reportes gracias a aumentos en precios y control de costos. La excepción quizá sea Bachoco, que registró una caída en EBITDA de 30 por ciento. El sector consumo quizá ha logrado finalmente remontar las dificultades causadas por los terribles efectos de la reforma fiscal sobre la confianza del consumidor.

Aunque no se considera una empresa volcada al consumo, destaca también Corporación Moctezuma, con un reporte que podemos calificar de espectacular, con un avance en ventas de 22.3%, y de 46.4% en EBITDA, con lo que tendremos que seguir muy de cerca a esta emisora.

Finalmente, como anticipamos, las fibras con ingresos dolarizados: FibraPL y FibraMQ mostraron excelentes resultados. FShop también mostró cifras muy interesantes impulsadas por adquisiciones y el repunte en el consumo.

En Signum Research y Punto Casa de Bolsa marcamos en marzo un objetivo de cierre de año para el IPC en las 47,180 unidades, que es casi 6% superior al nivel actual el rendimiento esperado para el 2015 fue relativamente modesto, en 9.35 por ciento.

La calidad de los reportes financieros y la volatilidad internacional nos han dado la razón en ser moderados en nuestras expectativas. Siempre y cuando no regrese la volatilidad internacional al cierre del año, consideramos que el objetivo de cierre para el índice es asequible.

*Héctor O. Romero es director general de Signum Research.