En tiempos en los cuales aumentan la volatilidad y la incertidumbre en los mercados, las acciones con largas trayectorias de crecimiento de dividendos suelen atraer la atención de los inversores debido a su mayor estabilidad y previsibilidad.

Una larga trayectoria de aumentos de dividendos demuestra que la empresa ha logrado pagar distribuciones crecientes a lo largo de los años, lo cual señala la fortaleza del negocio, tanto desde el punto de vista comercial como en términos de solvencia y recursos financieros.

Además, desde la perspectiva del inversionista, los dividendos crecientes generan previsibilidad sobre los niveles de retornos esperables. Cuando una compañía distribuye dividendos sostenibles y recurrentes, el inversionista puede confiar en que obtendrá la rentabilidad por dividendos más allá de lo que pueda suceder con el precio del activo en un período determinado.

Además, si la firma logra aumentar los dividendos año tras año, pero el precio de las acciones se mantiene estable o en baja, esto genera aumentos de la rentabilidad por dividendos. Es decir, la tasa por dividendos que rinden las acciones si se las compra al precio actual de mercado se incrementa en el tiempo.

Por lo tanto, excepto que exista un deterioro pronunciado del negocio, las acciones con dividendos crecientes suelen mostrar también tendencias estables de aumentos de precios a lo largo de los años debido al impacto de los dividendos sobre el valor de estas acciones.

Teniendo esto en cuenta, las acciones con sólida trayectoria de aumentos de dividendos son particularmente demandadas por los inversionistas de riesgo moderado o bajo con un horizonte de inversión de largo plazo. En períodos de mercados volátiles, estos activos suelen mostrar mejor perfomance que las inversiones que ofrecen mayor potencial de crecimiento a cambio de asumir riesgos también mayores.

Coca-Cola (KO)

Coca-Cola (KO) es un ejemplo notable sobre la fortaleza de este tipo de compañías, la firma es líder indiscutido en el negocio de bebidas gaseosas a nivel mundial ya que sus marcas Coca-Cola y Coca-Cola Light ocupan el primer y segundo lugar en la industria respectivamente. En total, Coca-Cola cuenta con un portafolio de más de 16 marcas con facturación anual superior a los 1,000 millones de dólares cada una.

Este nivel de diferenciación de marca genera poder de fijación de precios y le permite a la compañía operar con márgenes de ganancias muy superiores a los de la competencia: Coca-Cola opera con márgenes de ganancia operativos en la zona del 22% sobre ventas frente a un promedio de la industria cercano al 17% de la facturación.

Además, la compañía se beneficia de una gigantesca red de logística y distribución que implica facilidades para introducir nuevos productos en los mercados y además una herramienta defensiva frente a los intentos de la competencia por ganar mercado.

Coca-Cola incrementó sus dividendos durante los últimos 51 años en forma consecutiva, incluyendo un aumento del 10% en estos dividendos que la firma anunció en Febrero del año pasado. La compañía distribuye cerca del 57% de las ganancias a sus accionistas y las acciones pagan una rentabilidad por dividendos en la zona del 2.8 por ciento.

Cogate-Palmolive (CL)

Cogate-Palmolive (CL) lidera el mercado de higiene dental a escala internacional, segmento que produce cerca del 44% de la facturación de la compañía gracias a una participación de mercado de más del 45% en pasta dental y cerca de 33% en el negocio de cepillos de dientes.

Además, la empresa cuenta con una participación considerable en negocios como cuidado personal, cuidados del hogar y alimentos para mascotas. Estos segmentos producen 22%, 21% y 13% de la facturación respectivamente.

Colgate comercializa sus productos en más de 200 países, y obtiene más de 75% de su facturación fuera de los Estados Unidos, lo cual provee diversificación además de oportunidades de crecimiento en mercados emergentes.

La empresa paga dividendos en forma ininterrumpida desde 1895, y ha incrementado esos pagos durante los últimos 50 años consecutivos. Colgate distribuye cerca del 52% de sus ganancias como dividendos y las acciones rinden actualmente una tasa de 2.2% en dividendos.

Procter & Gamble (PG)

Procter & Gamble es un jugador dominante en diferentes categorías de consumo masivo, la empresa cuenta con más de 25 marcas con facturación anual por encima de los 1,000 millones de dólares cada una. Además, la compañía opera en negocios principalmente defensivos, la mayoría de sus productos son artículos de primera necesidad, lo cual genera estabilidad para sus ingresos y flujos de caja frente a las oscilaciones cíclicas de la economía.

Procter & Gamble está aplicando una serie de iniciativas para acelerar los procesos de innovación y generar aumentos de productividad que redunden en ahorros de costos. El management de la firma estima que los resultados de estas políticas serán visibles en el 2014, ya que calculan un aumento de las ganancias ajustadas de entre 5% y 7% para el corriente año.

La firma distribuye dividendos desde 1890 y ha incrementado los mismos durante los últimos 57 años. Procter & Gamble distribuye cerca de un 60% de sus ganancias en efectivo y las acciones pagan una rentabilidad por dividendos del 3% a los precios actuales.

[email protected]