Los títulos del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, responsable de la construcción de la nueva terminal aérea internacional, cotizan sin variación en la Bolsa Mexicana de Valores.

Ello, luego de que Javier Jiménez Espriú, quien ha sido propuesto como titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en el nuevo gobierno, informó que la decisión de continuar o no con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) o decidir su eventual reubicación será sometida a una consulta nacional en octubre próximo.

Los certificados bursátiles fiduciarios del Fibra E del NAIM, con clave de cotización FNAIM, se mantienen en 100 pesos, mismo precio al que fue colocado en marzo.

Comprometidas

Entre los inversionistas que le apostaron al proyecto de infraestructura más grande de la actual administración se encuentran cuatro administradoras de fondos para el retiro: Inbursa, Pensionissste, Profuturo y XXI-Banorte.

En conjunto, destinaron 13,500 millones de pesos del ahorro para el retiro de los mexicanos, de los 30,000 millones de pesos recaudados para financiar las obras de construcción.

Antes de la consulta se realizarán una serie de estudios y análisis para reunir información técnica de la obra. Incluso, Espriú adelantó que el proyecto podría retrasarse dos o tres años, no estaría listo para finales del 2020 como se preveía, como informó la agencia Notimex.

La construcción del NAIM en Texcoco, Estado de México, que tendrá un costo de 13,300 millones de dólares, en un inicio recibió la oposición del ahora virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su campaña presidencial.

Después cambió su postura y declaró que de ganar la elección lo trasladaría a la Base Militar de Santa Lucía, en el Estado de México, después moderó su postura y dijo que lo revisaría y respetaría los contratos en caso de ganar la presidencia de la República.

[email protected]