Las acciones de Portugal Telecom trepaban 13% en las primeras operaciones de este jueves, antes de una importante votación de sus accionistas para decidir si aprueban la venta de sus antiguas operaciones por parte de su socio fusionado, la brasileña Oi, cuyos títulos se disparaban hasta 20 por ciento.

Los accionistas aplazaron su reunión del 12 de enero al día 22 para decidir sobre la venta de activos de Oi, valorada en 7,400 millones de euros, al grupo de telecomunicaciones Altice, lo que sembró dudas sobre el acuerdo y envió las acciones de Portugal Telecom a mínimos de récord.

"Todavía hay incertidumbre sobre el resultado de la votación, pero las acciones de Oi subieron fuerte el miércoles en Brasil por una aparente mejoría de la percepción y Portugal Telecom también está mejorando", dijo Albino Oliveira, analista de la corredora Fincor.

La mayoría de los analistas cree que los accionistas tienen pocas opciones aparte de aprobar la venta, después de que las compañías advirtieron de una mayor destrucción del valor para Oi y Portugal Telecom, principal accionista de la firma brasileña con una participación del 25.6%, si se rechaza el acuerdo.

erp