En el mercado de divisas nacional, el peso mexicano finalizó operaciones este lunes cerca de los 15 pesos por dólar, debido a la fuerte caída de los precios internacionales del petróleo, que llegaron a niveles mínimos de cinco años y medio.

En las últimas negociaciones del lunes, el tipo de cambio peso-dólar alcanzó un precio de 14.9490 unidades en operaciones al mayoreo, comparado con el cierre previo (14.8175 pesos). Ello significó una devaluación de 0.9 por ciento.

Por su parte, las cotizaciones al menudeo (ventanilla bancos) cerraron en 15.24 pesos.

El nivel de cierre registrado del peso es el peor desde principios de marzo del 2009, cuando las cotizaciones se encontraban en 15.08 pesos por dólar.

En las operaciones del lunes, el tipo de cambio llegó a cotizarse en un nivel de 14.9860 pesos por dólar, por lo que, a decir de analistas, parece inminente que la divisa alcance los 15 pesos por dólar.

Reacción negativa

El peso reaccionó negativamente al nuevo desplome de los precios internacionales del petróleo, que llevó al West Texas Intermediate (WTI) a finalizar en su nivel más bajo de casi seis años, a 49.82 dólares por barril, tras perder 5.41% durante la sesión.

El barril de crudo referencial estadounidense cayó a menos de 50 dólares y el crudo Brent cotizó a menos de 53 dólares, debido a los datos que mostraron la producción de Rusia, tras alcanzar máximos de la era postsoviética, además de que las exportaciones iraquíes se encuentran en su mayor nivel en casi 35 años.

La directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, Gabriela Siller, comentó que la depreciación del peso mexicano también estuvo influenciada por factores provenientes de Europa, como la elevada aversión al riesgo por las próximas elecciones generales en Grecia.

Mencionó que en el mercado de divisas existe una variedad de pronósticos para el peso mexicano, que van desde 12.90 hasta los 16 pesos por dólar durante este año; sin embargo, lo que sí es un hecho es que previsiblemente se observen cotizaciones de 15 pesos en los próximos días.

Debido a la falta de consenso en la expectativa del tipo de cambio, se prevé que la volatilidad se incremente ante eventos significativos, como el aumento en la tasa de referencia de la Reserva Federal (Fed) , destacó Siller.

[email protected]