Las principales bolsas mundiales sufrieron este miércoles un nuevo mazazo cuando el precio del crudo quedó a menos de 27 dólares y volvió a estremecer el mercado de valores.

En Wall Street, su principal índice, el Dow Jones, llegó a perder 3.5%, pero terminó acotando pérdidas y cerró en baja de 1.56 por ciento. El NASDAQ bajó 0.12% y el índice extendido S&P 500 cedió 1.17 por ciento.

Éste puede haber sido el día de la capitulación, es decir, los agentes no esperarán más y salen a vender por considerar que no es rentable seguir esperando , dijo Peter Cardillo, economista jefe de la firma First Standard Financial.

Londres se desplomó 3.46%; Frankfurt, 2.82%; París 3.45%; Milán, 4.83%, y Madrid, 3.20 por ciento.

La Bolsa de Tokio perdió 3.7% y la de Hong Kong, 3.82%, situándose en su nivel más bajo en cuatro años. La bolsas chinas de Shanghai y Shenzhen perdieron cada una 1.03 por ciento.

Lo mismo ocurrió con las siete plazas financieras de los países del Golfo -que producen diariamente 18 millones de barriles de crudo- en la estela de la de Riad (-5%) y Dubai (-4.6 por ciento).

En cambio, la Bolsa mexicana se desligó de las pérdidas globales al lograr una moderada ganancia de 0.09%, por lo que acumula dos sesiones consecutivas con ligeros ascensos.

La BMV se ha mostrado defensiva. Pese a que durante la sesión su principal indicador, el IPC, llegó a romper el piso de los 40,000 puntos, las compras de oportunidad y la resistencia provocaron que finalizara en los 40,844.41. Con esto, en lo que va del año, la BMV registra una pérdida acumulada de 4.96 por ciento.

Todo ello ocurre mientras el barril de crudo llegó a caer este miércoles a su nivel más bajo en 12 años, debajo de los 28 dólares el barril.