Un par de días después de su fallida presentación de su Cybertruck eléctrica, Elon Musk, presidente ejecutivo de Tesla dijo por Twitter haber recibido cerca de 200,000 pedidos de la nueva SUV en todo el mundo. 

Comparativamente, cuando la compañía californiana anunció su Model 3,  recibió 180,000 pedidos el primer día. En aquella ocasión, el depósito era de 1,000 dólares, aunque es verdad que se trataba del coche más esperado de la compañía.

Con la Cybertruck se les pedía a los clientes un depósito de tan sólo 100 dólares.

Musk, dijo en su cuenta de Twitter que 542% de las resevaciones de su Cybertuck corresponden a la versión de dos motores, 41% a la versión de tres motores y 17% corresponden a la versión de un motor I.

Luego del debut de la Cybertruck, el jueves por la noche, donde se incluyó una ventana destrozada por una pelota de metal, las acciones de Tesla cayeron más de 6% el viernes.

Luego, Musk tuiteó a sus más de 29 millones de seguidores para convencerlos de que ya había una orden masiva de pedidos de la Cybertruck, que no será producida sino hasta el 2021.

Los tuits del presidente ejecutivo de Tesla animaron ayer las acciones de la emisora en NASDAQ. En la mañana, llegaron a subir hasta 3.4% pero luego se ajustaron y cerraron con un rendimiento de 0.99% a 336.34 dólares.

termometro.economico@eleconomista.mx