El peso seguirá perdiendo frente al dólar en los próximos días, con una depreciación entre 15 y 20 centavos para llegar a 19.60 pesos por dólar, si el próximo gobierno decide interrumpir la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), coincidieron analistas.

Según ellos, existe preocupación por parte de los intermediarios financieros, sobre las acciones que está tomando la siguiente administración acerca del NAIM.

Bajo ese escenario, el tipo de cambio operó con volatilidad alcanzando 19.3745 pesos por dólar, frente a las últimas transacciones del viernes (19.27 pesos), resultó una pérdida de valor de 0.54% o de 10.45 centavos.

La moneda mexicana ligó cuatro días de bajas, acumulando una caída de 3.25% o 61 centavos; pero en el año le sigue ganando al dólar 24.50 centavos.

En el mercado electrónico, a las 7 de la noche, la paridad reportó cotizaciones de 19.4180 pesos por dólar, con respecto al cierre previo (19.3745 pesos), representó una depreciación de 0.22 por ciento.

Aumentará volatilidad

La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller, anticipó que el tipo de cambio podría presentar mayor  volatilidad, bajo la perspectiva de que el próximo gobierno tomará la decisión de cancelar el aeropuerto.

“El peso operará volátil previo al resultado de la consulta, pero podría haber más nerviosismo con los comentarios realizados por el presidente estadounidense, Donald Trump, si decide cerrar la frontera sur”, dijo.

Agregó que el hecho de no concluir un proyecto de esta magnitud sería mal visto por los inversionistas, lo cual afectaría la  credibilidad del próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Para Siller el panorama se ve más complicado, pues para el 2019 existe mayor riesgo a la baja para el crecimiento económico, más presiones en la inflación y para la deuda pública, habrá presión por la baja en la perspectiva de petróleos Mexicanos por parte de las calificadoras.

El analista económico senior de CIBanco, James Salazar, mencionó que, en los siguientes días, el tipo de cambio operará con volatilidad , debido también al tema migratorio.

Por su parte Carlos Kretschmer, director de Quanta Shares, mencionó que en los próximos 30 días, el índice de volatilidad dólar-peso (VIQS) puede registrar movimientos abruptos de entre 25 y 30 centavos en un día y, en un mes, hasta en 60 centavos.

El VIQS mide la volatilidad esperada para los próximos 30 días del tipo de cambio peso-dólar. El último dato de dicho indicador se ubica en 16.19 puntos.

“Cuando empieza a estar cerca de 15 puntos significa que los movimientos van a ser más bruscos, pero dadas las circunstancias supondríamos que podrían ser devaluatorios”, finalizó. (Con información de Estephanie Suárez)

ricardo.zamudio@eleconomista.mx