Los inversionistas institucionales, como fondos de pensión y aseguradoras, están cada vez más motivados de integrar en sus decisiones de inversión factores ambientales, de responsabilidad social y gobierno corporativo (ASG) y lograr atractivos rendimientos.

Mauricio Giordano, director general de Natixis IM en México, explicó que más de la mitad de los inversionistas institucionales alrededor del mundo opina que en los próximos cinco años, las inversiones ASG van a ser parte de sus procesos y análisis de inversión.

Tan sólo para este año, 55% de los inversionistas institucionales tiene previsto aumentar sus exposición a este tipo de inversiones responsables con el ambiente, la sociedad y la gobernanza de las compañías.

“Esto es algo que llegó y simplemente va a seguir porque están viendo beneficios por los dos lados; creo que eso es lo que lo está haciendo atractivo hacia el futuro”, dijo el directivo basándose en la reciente encuesta Buscando lo Mejor de Dos Mundos que llevó a cabo Natixis, una de las mayores gestoras de activos en el mundo.

En México, dijo, este tema es relativamente nuevo; no obstante, los institucionales, encabezados por las afores, aseguradoras, fondos de inversión comienzan a incorporar valores ambientales, sociales y de gobernanza. “Veo a las afores ávidas por bonos verdes y sustentables”, señaló  Giordano.

Mencionó que otra tendencia es que cuando hay dos activos similares respecto a generación de flujos y rendimientos, pero uno es respetuoso de los temas de gobernabilidad, impacto en el clima y con responsabilidad social, los inversionistas cada vez más se inclinan hacia este lado de la balanza.

Pero también están comenzando a reconocer que hacer inversiones sustentables juega de los dos lados del riesgo-rendimiento y en ello, casi 70% considera que se puede generar “alfa” en este tipo de inversión (es decir, altos rendimientos). Por el otro lado, con este tipo de estrategias logran mitigar el riesgo de los impactos del clima, sociales y de las propia administración de las empresas.

Retos

Mauricio Giordano explicó que aún sigue el reto de contar con la taxonomía o principios universales, que estandaricen la manera de reportar y definir qué tanto una inversión es verde o sustentable.

“Sigue habiendo criterios distintos que califican con diferentes metodologías y esto lo vuelve un poco complicado. En la medida en que los conceptos y toda esta manera de reportar la parte ASG se vayan estandarizando, los inversionistas van a tener más confianza de que realmente están haciendo una inversión verde o sustentable”, expuso el director general de Natixis IM en México.

[email protected]