Gana el brexit en el referéndum británico. La abultada ventaja de la opción del divorcio a falta de 10 distritos por conocerse ha provocado una sacudida en los mercados: la libra cae un 11% frente al dólar y casi un 5% frente al euro. Los futuros del Footise, el principal indicador de la Bolsa de Londres, caen un 7.5 por ciento.

¿Y ahora qué? De momento, un sudor frío recorre los mercados, ya que las consecuencias son imprevisibles. Además del desplome histórico de la libra y de las Bolsas, la huida hacia activos refugio será masiva. Un posible colapso de liquidez es el riesgo más inmediato. Se espera una intervención del BCE, en coordinación o no con otros bancos centrales, para mitigar los efectos.

La libra cae a mínimos de 30 años

El portal digital de El Confidencial, refiere que el curso de las votaciones se ha trasladado a la libra en forma de huída masiva y se deja más de un 10% hasta los 1.33 dólares en lo que es la mayor caída de su historia, para situarse en su nivel más bajo desde 1985.

Asimismo, señala que este golpe supera el descenso del 4.1% que vivió en 1992 en el llamado miércoles negro , cuando la libra se vio obligada a salir del mecanismo de cambio europeo. Tal es así que el portavoz económico de la oposición, John McDonnell, ha asegurado en la BBC que espera que el Banco de Inglaterra intervenga en el transcurso de la mañana para proteger la divisa británica.

De esta manera, agrega el portal, los inversionistas miran cada vez con más preocupación hacia Reino Unido a medida que la ruptura con la Unión Europea gana terreno y han terminado de encender el modo risk-off en todos los rincones del mercado. Como consecuencia, el yen, que tradicionalmente actúa como refugio, se ha disparado un 7% frente al euro hasta máximos de tres años y se cambia en 111. De hecho, ha subido un 2% en sólo 7 segundos, tras conocer el resultado de Sunderland, donde el resultado a favor del Brexit ha sido del 61% de los votos. "Estamos observando de cerca los movimientos del mercado de divisas", ha declaradp a la prensa nipona el portavoz del ministerio de Finanzas de Japón, Masatsugu Asakawa, quien admitió que existe "volatilidad".

Renta variable

En cuanto a la renta variable, los futuros de la bolsa de Londres han registradp fuertes caídas que ya superan el 8% y auguran el hundimiento de las principales plazas europeas. En Tokio el Nikkei ya cae más de un 7 por ciento.

Entre las materias primas, mientras el barril Brent de referencia en Europa y el Texas estadounidese se desploman un 5%, el oro, activo refugio por excelencia, se dispara un 4% hasta los 1,312 dólares.

En la política

A la par del tsunami en los mercados, también hay consecuencias políticas. Todas las miradas apuntan a David Cameron, el primer ministro biritánico, de quien se espera la renuncia. Estamos en territorio desconocdio", ha sido la primera reacción desde la oficina del líder conservador que se arriesgó a plantear la consulta. "Todos están muy cansados. Nadie ha dormido aún", añaden.

Como si el anterior escenario no fuera suficiente, se observa tambièn el fuerte surgimiento de las aspiraciones independentistas. La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, ya ha advertido: "Escocia seguirá en la UE". También en Irlanda del Norte, el Sinn Fein habla ya abiertamente de que el resultado refuerza sus aspiraciones de unirse a Irlanda. "El resultado cambia dramáticamente el escenario político", ha dicho Declan Kearney, presidente del partido.

A escasas horas de que se confirme el resultado definitivo, lo único cierto por ahora es que la segunda economía de Europa mantiene en vilo a los mercados y trae una nueva era en la configuración de la geopolítica global.

fondos@eleconomista.com.mx