Buenos Aires.- El presidente de la filial argentina de Shell, Juan José Aranguren, negó que la petrolera anglo-holandesa hubiese realizado un ataque especulativo contra el peso, tal como la acusó el gobierno argentino, en una entrevista divulgada el domingo por el diario local Perfil.

"El Banco Central (BCRA) estaba al tanto desde hace una semana de las compras de dólares que iba a realizar Shell para atender sus importaciones y exportación de combustibles", aseguró Aranguren.

Aranguren describió varias operaciones cambiarias realizadas entre martes y miércoles por la petrolera y aseguró que se habían hecho a una cotización por debajo del cierre diario.

En cuanto al jueves, el empresario explicó que "la única oferta que tuvimos fue del (Banco) HSBC, por 8.70 pesos. Hasta ese momento, el BCRA no había intervenido. Luego, inyectó divisas y el tipo de cambio cerró más barato", dijo.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, denunció el viernes que hubo " hubo un ataque especulativo muy fuerte el jueves sobre la divisa para atentar contra el proyecto económico" del gobierno de Cristina Kirchner.

"Teníamos un día normal, pero al mediodía hubo un pedido de compra de 3.5 millones de dólares a 8.40 pesos por la empresa Shell, que en realidad podía comprar a 7.20 pesos, la cotización de ese momento", dijo a radio Continental.

Kicillof hizo estas declaraciones luego de que el gobierno anunciara el viernes el levantamiento del cepo cambiario para la compra de divisas, vedada desde 2011, tras la devaluación del peso de 13.9% entre miércoles y jueves, cuando cerró cotizando a 8.01 unidades por dólar.

En la entrevista, el empresario precisó que todas las operaciones financieras de Shell en la región están a cargo de una oficina en Rio de Janeiro.

"Nosotros, desde Buenos Aires, no tenemos incidencia. Nos gustaría que el ministro nos explique cómo conseguir dólares más baratos, pero lo cierto es que de cuatro días de la semana, en tres terminamos operando por debajo de la media diaria del tipo de cambio", insistió.

nlb