ICA debe entregar a más tarde mañana su cuarto reporte trimestral del 2015. A dos días de vencer el plazo, sus acciones se ubicaron entre las cinco con mayores pérdidas bursátiles en la Bolsa Mexicana de Valores.

Los papeles de la emisora retrocedieron 1.84%, para finalizar a un precio de 4.27 pesos por acción.

En el año, la principal constructora de infraestructura del país ha acumulado ganancias por 20.3 por ciento. En marzo, el precio máximo alcanzado fue de 4.60 pesos por acción.

La constructora que preside Bernardo Quintana enfrenta una abrumadora crisis financiera que busca superar mediante un plan de reestructura que se comprometió a presentar a mediados de este mes.

Una fuente cercana a la empresa dijo que la empresa presentó generalidades de su reestructura financiera al Consejo de Administración y por el momento no hay nada adicional que informar al mercado.

Por otra parte, ICA notificó el 22 de febrero pasado que presentaría sus resultados del cuarto trimestre del 2015 durante la última semana de marzo, después de dar a conocer su plan inicial de reestructura financiera. Originalmente, la empresa debió reportar el pasado 26 de febrero.

La emisora tiene hasta mañana para presentar su cuarto reporte trimestral del 2015, de no hacerlo, su cotización podría ser suspendida en la Bolsa Mexicana de Valores.

ICA tomó un periodo de gracia para reportar; eso lleva a la cotización a tener variaciones y si no reportan pueden suspender su cotización , explicó Juan Carlos Minero, director de Inversiones de Black Wallstreet Capital México.

Agregó que la constructora todavía tiene alternativas ante su crítica situación. Tienen la soga en el cuello, pero no está tan apretada , concluyó.

judith.santiago@eleconomista.mx