El índice S&P 500 sufrió el lunes su peor caída porcentual intradía desde el 22 de octubre, después de que una caída de los precios del petróleo hasta un mínimo en cinco años provocó una venta de papeles de empresas del sector energético.

La preocupación por el crecimiento global se añadió al tono bajista. Datos mostraron que las exportaciones de China aumentaron menos de lo previsto y las importaciones bajaron en noviembre, mientras la economía de Japón se contrajo más de lo esperado en el tercer trimestre.

Los títulos energéticos descendieron 3.9% y se negociaron en su nivel más bajo desde junio del 2013, mientras el petróleo Brent se hundió a su mínimo en cinco años por las predicciones de que el exceso de suministro seguirá creciendo hasta el año próximo.

Las acciones de Exxon Mobil lideraron el declive con un descenso de 2.3% a 91.70 dólares, mientras las de Chevron cayeron 3.7% a 106.80 dólares.

El índice energético del S&P se ha contraído ya 12.8% en lo que va de año y es el único sector importante de S&P en territorio negativo para el 2014.

Hasta el momento, el S&P 500 acumula un alza de 11.5% para el año.

Los sectores más orientados al crecimiento también cayeron, sugiriendo que los inversionistas están evitando las zonas más riesgosas del mercado.

Por otra parte, algunas de las firmas más exitosas del año en el mercado también bajaron, posiblemente por una toma de ganancias de fin de año. Entre ellas, los títulos de Apple cayeron 2.3%, a 112.40 dólares, mientras que los de GoPro bajaron 6.3%, a 67.65 dólares.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 0.59%, a 17,852.48 unidades; mientras que el S&P 500 retrocedió 0.73%, a 2,060.31. En tanto, el Nasdaq Composite bajó 0.84%, a 4,740.69 puntos.

Comienza semana a la baja

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) comenzó la semana con una baja de 0.67%, al ubicar el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) en 42,941.83 unidades.

De las emisoras con mayores ganancias se encuentran Dine con 4.29% y Grupo Gentera, con un alza de 3.15%; en sentido opuesto, ICA retrocedió 4.93 por ciento.

El peso finalizó con una depreciación de 0.29%, para ubicar su cotización en 14.40 pesos por dólar, luego de alcanzar un nuevo máximo de 14.4593 pesos por dólar no visto desde junio del 2012, informó Banco Base. (Con información de Notimex y Reuters)

[email protected]