De acuerdo con Bloomberg, las potencias petroleras más importantes del mundo alcanzaron un acuerdo para recortar en alrededor de 3 millones de barriles diarios, llegando a un máximo de 10 millones de barriles por día, la comercialización de crudo global.

Y es que con el fin de elevar los precios que por sobreoferta aumentaron 75% entre enero y finales de marzo, este jueves, 34 días después de la ruptura entre Arabia Saudita y Rusia, segundo y tercer máximos productores mundiales de crudo, los grupos que encabezan estás naciones, que son la OPEP y el llamado OPEP+ o ampliado, llegaron a un concenso.

Además, manifestaron que a ese recorte se deberán sumar otros cinco millones procedentes de productores externos, como Estados Unidos.

México podría formar parte de los países que acordaron recortes en la exportación y aunque la Secretaría de Energía no se ha manifestado al respecto, el domingo pasado el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que se pretende aumentar en 400,000 barriles diarios la refinación nacional, lo que implicará reducir 30% las exportaciones mexicanas de crudo.