Ayer se elevaron los precios de distintos commodities debido al nerviosismo en los mercados internacionales ante la posible intervención militar rusa en Ucrania.

Por ejemplo, los precios del petróleo subieron más de 2 dólares por barril, impulsados por la tensión creciente en Ucrania después de que las fuerzas rusas redoblaron su presencia en el territorio de su vecino.

Los hechos en Crimea generaron preocupaciones sobre interrupciones en los suministros de gas natural ruso a Europa, lo que podría llevar a un aumento en la demanda por combustibles alternativos. La Unión Europea obtiene casi un cuarto del gas natural que utiliza de Rusia, y la mitad es bombeado a través de Ucrania.

TAMBIÉN GRANOS Y METALES

Los futuros del maíz negociados en Chicago subieron a su mayor nivel desde mediados de septiembre, apoyados en las preocupaciones sobre posibles interrupciones de suministros desde Ucrania, en medio de una escalada en las tensiones con Rusia.

Problemas con los envíos desde Ucrania podrían estimular la demanda por el cereal desde Estados Unidos.

El contrato del maíz para entrega en marzo subió 1.6% a 4.65 dólares por bushel, aunque cerró la sesión por debajo del máximo del día de 4.76 dólares.

Ucrania, uno de los mayores exportadores mundiales de granos, aseguró que las tensiones no reducirán la siembra de granos en la primavera, según el nuevo ministro de Agricultura del país, aliviando las preocupaciones del mercado. (Con información de Reuters)

[email protected]