Nueva York.- Las reservas de petróleo en Estados Unidos bajaron menos de lo previsto la semana pasada, según cifras publicadas este miércoles por el Departamento de Energía (DoE).

Las reservas de crudo bajaron 800,000 barriles a 379.9 millones en la semana que terminó el 12 de diciembre, cuando los analistas interrogados por la agencia Dow Jones Newswires esperaban una caída de 1.9 millones.

Estas reservas, que habían aumentado en 1.5 millones de barriles la semana pasada, se mantienen por encima de la parte superior del rango promedio para esta época del año. Aumentaron 2.1% en comparación con el mismo período del año pasado.

Las reservas de productos destilados (incluyendo el diesel y el combustible para calefacción), han caído 200,000 barriles, a 121.50 millones, lo que resulta una sorpresa, ya que los analistas esperaban un aumento de un millón.

El alza es de 4.8% en comparación con el mismo periodo de 2013, pero se mantienen cerca de la parte baja del rango promedio para esta época del año.

Los inventarios de gasolina por su parte han aumentado en 5.3 millones de barriles, a 222 millones, en este caso más de las expectativas de los analistas (+2 millones de barriles).

Así, se han reducido 0.7% respecto a su nivel de 2013, pero claramente se colocan por encima del límite superior del rango promedio para esa época del año.

La producción estadounidense también siguió creciendo, a 9,137 millones de barriles por día (bpd), el nivel más alto desde al menos 1983, cuando el DoE comenzó a publicar sus estadísticas semanales.

mac