Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidenses a largo plazo cayeron el lunes ante un retroceso de los precios del petróleo a mínimos de cinco años, que aplacaron las expectativas de inflación y elevó el atractivo de la deuda de mayor vencimiento sobre las emisiones de corto plazo.

El rendimiento de la deuda referencial a 10 años subió 1.5 puntos básicos frente al cierre del viernes a 2.120%; registró un mínimo de 2.071% en las operaciones globales.

El retorno de los bonos a 30 años cayó un punto básico a 2.745 por ciento.

Sin embargo, los rendimientos de corto y mediano plazo subieron hasta cinco puntos básicos.

En lo que respecta de datos económicos, el índice de actividad empresarial del Banco de la Reserva Federal de Nueva York cayó inesperadamente a un mínimo nivel en dos años en diciembre, mientras que la confianza de los constructores en el país incumplió por poco las expectativas del mercado este mes.