Al final de este año, 5% del envío de remesas que se hace de Estados Unidos a México se realizaría por medio de criptomonedas, debido a la facilidad operativa de estos mecanismos, así como por una reducción en costos, lo que significa que este tipo de activos comienza a ganar terreno en un mercado que tan sólo en el 2018 llegó a 33,480 millones de dólares.

En reunión con medios, Daniel Vogel, cofundador de la casa de cambio de activos virtuales Bitso, indicó que al menos en las últimas 20 semanas se ha visto un crecimiento por semana de 15% en el uso de criptomonedas para envío de remesas de Estados Unidos a México, y tan sólo en la última se alcanzó un monto de 11.5 millones de dólares.

Hace unas 20 semanas se registró un monto de 28,000 dólares (semanal). Estamos creciendo más o menos 15% semanal, la semana pasada se alcanzó un monto de 11.5 millones de dólares por concepto de remesas con criptomonedas.

“El Banco de México estima que el volumen promedio de los envios de remesas en la primera parte del año fue de 688 millones de dólares por semana. Si tenemos ese ritmo de crecimiento, que es la expectativa, al final del año se estaría enviando 5% de las remesas de Estados Unidos vía criptomonedas”, comentó Vogel.

Detalló que desde hace algunos meses Bitso lanzó un producto llamado On-Demand Liquidity, por el cual los transmisores de dinero en Estados Unidos que ofrecen el envío de remesas a México utilizan la criptomoneda Ripple, llamada XRP, para enviar y posteriormente liquidar las operaciones en el país, lo que hace que se tenga un menor número de intermediarios en la operación respecto al esquema tradicional de envío.

“Normalmente se hace una operación en Estados Unidos y luego se centraliza en diversos mercados, donde el dinero va pasando de intermediario en intermediario, y luego llega a una institución bancaria en México, y de ahí básicamente se hace una dispersión a varias tienditas donde normalmente la transferencia acaba en efectivo”, explicó Vogel.

Proceso envío remesas con criptomonedas

  1. La persona en Estados Unidos acude a un transmisor de dinero a realizar el envío a México.
  2. El transmisor compra el equivalente del envío en XRP a una casa de cambio (exchange) virtual de criptomonedas.
  3. El exchange foráneo transacciona ese monto en Bitso.
  4. Bitso recibe el monto e inmediatamente emite una orden de pago para transformar ese monto a pesos.

Automatización reduce costos

Según el directivo de Bitso, con los activos virtuales se automatiza el proceso del envío de la remesa, lo que se traduce en una reducción de costo y tiempo, pues, por ejemplo, cuando el envío tradicional puede tardar hasta cuatro días en concretarse, con el uso de las criptomonedas dicho tiempo puede reducirse a 20 minutos.

“Al cambiar el sistema operativo a una cosa automatizada donde lo que está subiendo el dinero son máquinas, se permiten muchas eficiencias. Se hace una transferencia de Estados Unidos a México y esa criptomoneda se convierte en una orden de pago (transferencia SPEI) para liquidar en efectivo. Ahí se eliminan muchos riesgos, principalmente el cambiario”, acotó.

Vogel agregó que en el envío tradicional de remesas, al tener tantos intermediarios involucrados, el costo de la comisión por operación es mucho mayor. Sin embargo, con el sistema de criptomonedas, al haber menos instituciones en el proceso, dichos costos se reducen sustancialmente.

De acuerdo con el Banco Mundial, el costo promedio de una remesa de Estados Unidos a México es de 4.5% del monto enviado. Para Vogel, aunque estos costos dependen de los transmisores involucrados, tan sólo el costo de la transferencia vía Ripple es de fracciones de centavos de 1 peso, lo que se traduce en una menor comisión en la operación.

[email protected]