Las ventas de L’Oreal aumentaron en julio por primera vez desde enero, dijo el presidente ejecutivo Jean-Paul Agon, dando un tono más optimista para el resto del año con signos de un cambio en China.

El cierre temporal de las tiendas y la disminución de la demanda durante los bloqueos para combatir la pandemia de coronavirus resultaron en una caída más pronunciada de lo esperado del 18.8% en las ventas comparables del segundo trimestre, dijo el propietario de las marcas Maybelline y Lancome.

Una recuperación en China, el mayor mercado de L’Oreal, y el auge de las ventas en línea de productos para el cuidado de la piel y tintes para el cabello en otros mercados, los cuales han continuado prosperando incluso a medida que los minoristas vuelven a abrir, ayudaría a mejorar las ganancias, dijo la compañía.

termometro.economico@eleconomista.com.mx