El peso mexicano tuvo una de sus mejores semanas frente al dólar estadounidense desde inicios del año pasado y se fortaleció a un nivel no observado desde mayo del 2016. Al cierre del viernes 14 de julio, el tipo de cambio spot cerró en 17.55 pesos por dólar, lo que implica una apreciación semanal de 3.01% y una notable recuperación de 18.02% en lo que va del 2017

Este fortalecimiento se debió principalmente a los siguientes factores:

El proceso de alza en la tasa de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) podría ser aún más gradual de lo anticipado en fechas recientes por los mercados financieros. El viernes 14 de julio, el Buró de Estadísticas de Trabajo de EU reportó que la inflación se ubicó en 1.7%, por debajo del objetivo de 2% de la Fed. Mientras esta tasa no supere el objetivo, la Fed no tendrá razón para realizar un alza antes de la reunión del 13 de diciembre.

En las últimas semanas, se ha reducido el riesgo por las finanzas públicas de México y, por lo tanto, el riesgo de una baja en la calificación de la deuda soberana del país. Una empresa estadounidense anunció el descubrimiento de uno de los yacimientos petroleros más grandes en el Golfo de México en años recientes. Este pozo podría contener entre 1,000 y 1,500 millones de barriles de petróleo y sería el octavo descubrimiento petrolero más grande en la historia del país. Aunque la producción iniciaría en tres o cuatro años, este proyecto pagará al gobierno de México 83% de sus utilidades. El 12 de julio, se llevaron a cabo la segunda y tercera licitaciones de la Ronda 2, en las cuales se asignaron 21 de los 24 los campos subastados. De la segunda licitación, los proyectos le darán al gobierno un promedio de 23.7% de sus utilidades y se esperan inversiones ligadas a la exploración y desarrollo por alrededor de $3,500 millones de dólares. Los proyectos de la tercera licitación le darán al gobierno federal 35.2% de sus utilidades, y se estiman inversiones por cerca de 1,000 millones de dólares.

El cambio del discurso por parte de la administración de EU sobre el Tratado del Libre Comercio de América del Norte a un tono menos agresivo ha reducido los temores sobre un cambio radical en la relación comercial entre México y EU. El hecho de que algunos miembros de la administración y gobernadores de distintos estados se han declarado a favor del tratado ayudará a que se logre un acuerdo positivo para los tres países.

El buen ánimo también se manifestó en los mercados accionarios de Estados Unidos, que alcanzaron nuevos máximos históricos en la semana. Los índices Dow Jones, Nasdaq, y S&P tuvieron rendimientos semanales de 1.04, 2.59, y 1.42%, respectivamente, con lo que llevaron sus rendimientos en lo que va del 2017 a 10.91, 18.01, y 11.05 por ciento.

De la mano con sus contrapartes estadounidenses, el mercado accionario mexicano fue favorecido por la expectativa de la llegada de buenos reportes financieros al segundo trimestre del año, en parte por el fortalecimiento de la divisa mexicana. El Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores (IPyC) cerró en un máximo histórico de 51,162 puntos el viernes 14 de julio, después de lograr máximos en tres ocasiones durante la semana; así, el IPyC obtuvo un rendimiento de 2.33% durante la semana y llevó a 13.41% su rendimiento efectivo en lo que va del 2017.

En este contexto, la curva local de rendimientos ha mantenido la tendencia hacia un mayor aplanamiento en las últimas semanas. Respecto a la semana anterior, la tasa de rendimiento del Bono M a 10 años se mantuvo sin cambios en 6.85%, muy por debajo de la tasa de 7.44% observada al inicio de año. En los plazos de 20 y 30 años, las tasas cayeron de 7.19 a 7.17% y de 7.31 a 7.24%, respectivamente en la semana.

*Debt senior analyst & portfolio manager

Pichardo Asset Management.

Asesor independiente en Inversiones.