El petróleo podría caer hasta los 20 dólares el barril debido a que la búsqueda de un nivel de equilibrio entre oferta y demanda hace que los precios sean aún más volátiles, prevé Goldman Sachs.

La capacidad para almacenar el crudo se ha agotado en algunos lugares, dijo Jeff Currie, jefe de investigación de materias primas de Goldman. Los precios podrían tener que bajar para detener la producción de crudo que ya no se puede almacenar, dijo.

"Una vez que traspasas la capacidad de almacenamiento, los precios tienen que ubicarse debajo de los costos de efectivo, ya que debes cerrar la producción casi de inmediato", dijo Currie en una entrevista con Bloomberg.

El petróleo West Texas, de referencia en EU, operó cerca de los 30 dólares el barril este martes, después de haber caído a un mínimo de 12 años cerca de 26 dólares el 20 de enero en medio del aumento de producción de la OPEP y la producción de esquisto en EU intensifica una superabundancia mundial.

Los precios oscilarán entre 20 dólares y 40 dólares por barril en los próximos seis a nueve meses ya que se desarrolla un proceso de reequilibrio, dijo Currie.

Los inventarios en el almacén de crudo en Cushing, Oklahoma, llegaron a 64.2 millones de barriles en la semana al 15 de enero, según datos del Departamento de Energía que se remontan hasta 2004.

Mientras que las oscilaciones de los precios se prevén en aumento, no parece probable que la crisis del petróleo descarrile la economía global, dijo Currie.

"Hoy la diferencia frente a otros ciclos del pasado es que tenemos muchos acuerdos de riesgo compartido puestos en marcha", dijo Currie.

[email protected]