Durante el 2013, es posible que los precios de los cereales y granos comiencen a ceder terreno ante una mejora de las condiciones climatológicas en algunas regiones productoras del mundo y por la posibilidad de una menor demanda ante la recesión económica.

A decir de Capital Economics, los precios del trigo podrían descender a niveles de hasta 6 dólares por bushel al cierre del 2013, esto es, una caída anual de casi 23 por ciento.

En lo que toca al maíz y a la soya, espera que concluyan el año en 5 y 11 dólares, lo que significaría un retroceso anual esperado de 28% para el maíz y de cerca de 35% para la soya.

La firma de análisis y pronósticos agrícolas Hightower Report comentó que, parece que hay significativos riesgos de caídas en los precios de la soya y el maíz si el clima en Sudamérica es favorable y si la sequía en Estados Unidos no vuelve a aparecer en primavera .

Según el reporte también publicado por el Chicago Mercantil Exchange (CME), luego de que el año pasado los precios del maíz alcanzaron niveles por encima de 7 dólares, los productores hoy parecen adversos a vender en 6 dólares por bushel sus cosechas.

En la primera semana del año, los futuros del maíz con entrega en marzo cerraron en 6.80 dólares por bushel, acumulando un retroceso de 2.6%; el trigo cedió 4% a 7.47 dólares y los precios de la soya perdieron 2% a 13.89 dólares.

Durante el año pasado, los futuros del trigo acumularon un rendimiento anual de 19% para cerrar el 2012 en 7.78 dólares por bushel, situándose como la materia prima con mayores ganancias anuales en el 2012.

En tanto, otros granos como la soya y el maíz también tuvieron un desempeño similar a lo largo del año. Mientras que la soya concluyó en 14.095 dólares por bushel y un rendimiento anual de 17%, el maíz ganó 8% al cerrar el 2012 en 6.98 dólares por bushel, según datos del CME.