La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés) informó que el precio de los alimentos a nivel mundial bajó 7% en el 2012; sin embargo, advierte que los niveles continuarán altos durante el 2013.

En el 2012, el índice para los precios de los alimentos tuvo un promedio de 212 puntos, es decir, un descenso de 7% anual, los mayores descensos los registraron el precio del azúcar, que bajó 17.1%, los productos lácteos con una baja de 14.5% y los aceites que cayeron 10.7 por ciento.

Las alzas en los precios registradas a principios del 2012 fueron causadas por la incertidumbre sobre la producción y la escasez de suministros; sin embargo, una menor demanda ante la debilidad económica global ayudó a la caída de los precios en la recta final del año.

La coordinación internacional, en particular a través del Sistema de Información sobre Mercados Agrícolas, así como el decaimiento de la demanda en una economía internacional estancada, ayudaron a que el alza de precios fuese de corta duración y se calmaran los mercados, de manera que los precios finalizaron el 2012 por debajo de los niveles del año anterior , dijo Jomo Sundaram, subdirector general de la FAO a cargo del Departamento de Desarrollo Económico y Social.

En diciembre, el índice mundial del precio de los alimentos sumó su tercera caída mensual, cayó 1.1% y registró un promedio de 209 puntos, se trata de su nivel más bajo desde junio pasado.

Por otro lado, la Organización advirtió que pese a la tendencia bajista de los precios, en el 2013 se mantendrán altos.

El economista de la FAO Abdolreza Abbassian comentó: El hecho de que las existencias sigan siendo bajas y la posibilidad de que una eventual mejora de la situación económica en el 2013/14 anime al consumo son cuestiones que podrían dar soporte a los precios .