Los precios del petróleo alcanzaron el jueves máximos de tres meses, impulsados por una disminución de los inventarios en Estados Unidos y el descongelamiento de las relaciones comerciales entre Washington y Pekín.

Los futuros del crudo Brent ganaron 37 centavos a 66.54 dólares por barril para sumar su sexto día de ganancias. El West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos subió 29 centavos a 61.22 dólares por barril.

El volumen de operaciones fue bajo antes de las fiestas de Navidad, mientras que la noticia de que la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el juicio político al presidente Donald Trump no agitó al mercado del petróleo.

Los precios del crudo van rumbo a su tercera alza semanal consecutiva, aprovechando el impulso derivado del anuncio de este mes de mayores recortes al bombeo de grandes productores y de la "fase uno" del acuerdo entre Washington y China, que ha aliviado las tensiones comerciales.

El acuerdo entre las dos mayores economías del mundo ha mejorado el panorama económico global, planteando la posibilidad de una mayor demanda de energía el próximo año y apuntalando los precios del petróleo.

En una nueva señal de la distensión, el Ministerio de Finanzas de China publicó el jueves una nueva lista de seis productos estadounidenses que serán exentos de aranceles a partir del 26 de diciembre.

Una semana antes, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y productores externos al grupo, como Rusia, acordaron profundizar los recortes al bombeo en 500,000 barriles por día (bpd) desde el 1 de enero, sumándose a la reducción de 1.2 millones de barriles por día.

Los precios también recibieron respaldo de datos de la Administración de Información de Energía que mostraron que los inventarios de crudo de Estados Unidos bajaron en 1.1 millones de barriles en la semana al 13 de diciembre.