Los futuros del café robusta cayeron el miércoles a su nivel más bajo en lo que va del año, ante el desvanecimiento de las esperanzas de que la reducción de la producción convenza a Brasil para que importe por vez primera en décadas; por otro lado, el arábiga rebotó desde un mínimo de un mes.

El robusta para entrega en marzo cedió 41 dólares, o 1.9%, a 2,106 dólares por tonelada, tras caer a 2,103 dólares, la cota más reducida del contrato spot desde el 29 de diciembre.

El tono alcista se desvaneció mientras que los productores brasileños insisten en que las existencias son de 4 millones de sacos de 60 kilos y las importaciones no son necesarias. El gobierno aseguró que auditará esas cifras y tomará una decisión.

La brasileña Cooxupé, la mayor cooperativa cafetera del mundo, estima que la cosecha del país para el 2017 será de entre 43 y 47 millones de sacos, por debajo del año pasado.

El café arábiga para mayo mejoró 0.25 centavos, o 0.2%, a 1.453 dólares por libra, tras desplomarse a 1.442 dólares, su nivel más bajo para un contrato de segunda posición desde el 9 de enero.

En lo referente al cacao, el contrato para entrega en mayo en Nueva York perdió 6 dólares, o 0.3%, a 2,011 dólares por tonelada, después de tocar 2,001 dólares, la cotización más débil para un contrato de segunda posición desde diciembre del 2011.

El cacao para mayo en Londres cayó 17 libras, o 1%, a 1,633 libras por tonelada, tras tocar 1,628 libras, su mínimo desde septiembre del 2013.

El azúcar sin refinar para entrega en marzo ganó 0.04 centavos, o 0.2%, a 20.76 centavos por libra, mientras que el endulzante blanco para mayo subió 2.60 dólares, o 0.5%, a 550.90 dólares por tonelada.

Por su parte, los futuros de la soya en la Bolsa de Chicago tocaron el miércoles un máximo de dos semanas y los precios del maíz y el trigo también subieron impulsados por compras de fondos de inversión y ajuste de posiciones antes de un reporte del gobierno sobre la cosecha que se conocerá el jueves.

La soya anotó la mayor alza entre los granos en laBolsa de Chicago, con un avance de 16 centavos, o 1.5%, a 10.5875 dólares por bushel.

El alza de los futuros del poroto y la harina de soya en la Bolsa de Dalian también apuntaló a los precios en Estados Unidos.

En el mercado hubo rumores de que China, que importa cerca de dos tercios de las exportaciones globales de soya, compró varios cargamentos estadounidenses.