Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que el precio de la mezcla mexicana de exportación cerró la jornada de este jueves 3 de septiembre con una caída de 1.36%, para ubicarse en 39.62 dólares por barril, luego de dos semanas de haberse mantenido por arriba de los 40 dólares.

El retroceso de 55 centavos de dólar de la cotización del crudo mexicano se dio en línea con los referenciales internacionales, los cuales tocaron un mínimo desde comienzos de agosto en la sesión, debido a que cifras de empleo en Estados Unidos apuntaban a una lenta recuperación económica y de la demanda por gasolina.

Los precios de las acciones estadounidenses se hundieron porque los inversionistas vendieron acciones de alta tecnología, preocupados por la recuperación económica después de que datos del Departamento de Trabajo mostraron que el número de estadounidenses que presentaron nuevos reclamos por desempleo llegó a 881,000 ajustados estacionalmente en la última semana.

Es la segunda vez que este indicador cae por debajo de la cota de un millón desde el inicio de la pandemia y estos datos son mejores de lo que anticipaban los analistas, que pronosticaron 915,000 nuevas demandas.

Antes de un fin de semana largo por el feriado del Día del Trabajo el lunes en Estados Unidos, los actores del mercado esperan con expectativa la publicación de los datos del empleo y el desempleo. Los analistas prevén un descenso de la tasa de desempleo a 9.8% en agosto contra 10.2% en julio.

"Hay preocupaciones reales sobre el nivel de la demanda en el futuro", observó Bart Melek, de TD Securities. "La tendencia del empleo es muy importane para las perspectivas de precios del petróleo", dijo.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en noviembre cerró a 44.07 dólares, un descenso de 0.81% sobre el cierre anterior.

Mientras que en Nueva York el barril de West Texas Intermediate (WTI) para octubre perdió 0.34% a 41.37 dólares.

Con información de Reuters y AFP.

kg