La policía de Londres anunció este viernes haber realizado la mayor incautación de criptomonedas en el Reino Unido, por valor de casi 160 millones de dólares, en el marco de una investigación por blanqueo de capitales.

Agentes especializados en lavado de dinero confiscaron las criptomonedas valoradas en 114 millones de libras (unos 158.5 millones de dólares) en la que la policía describió como "una de las mayores incautaciones en el mundo", sin precisar el tipo de criptomonedas.

La operación se llevó a cabo a partir de información recibida acerca de la transferencia de activos delictivos, explicó.

"El dinero en efectivo sigue siendo el rey, pero a medida que se desarrollan la tecnología y las plataformas en línea algunos adoptan métodos más sofisticados para blanquear sus ganancias", afirmó el responsable policial Graham McNulty, citado en el comunicado.

Pero tenemos agentes altamente capacitados y unidades especializadas que trabajan las 24 horas del día para ir un paso por delante", agregó.

Las criptomonedas como el bitcoin son blanco de frecuentes críticas porque gracias a su anonimato y facilidad de uso son utilizadas para fines delictivos como el blanqueo.

Según un informe de Chainalysis publicado en febrero, las transacciones de criptomonedas con fines ilegales alcanzaron los 10,000 millones de dólares en 2020, es decir, 1% de la actividad total de criptomonedas de todo el año.

En 2019 dicha actividad alcanzó la cifra récord de 21,400 millones de dólares.