Las acciones de las principales petroleras del mundo han caído junto con el precio del petróleo en lo que va de este año.

Las caídas de los precios de los papeles de BP y Gazprom en los mercados han sido las más profundas en los primeros 45 días del año.

El precio de los títulos de la empresa británica BP ha bajado 9.83% a 459.50 peniques por unidad; el de la petrolera rusa Gazprom ha cedido 9.83% a un nivel de 140.62 rublos por unidad, en sus respectivas Bolsas.

De las 10 principales petroleras, sólo dos presentan alzas en sus papeles. Lukoil cuenta con un avance de 0.71% y Petrochina con un aumento en el precio de sus acciones de 6.23 por ciento.

En el año, el precio del WTI, referencial de crudo estadounidense, ha caído 1.0% a 53.20 dólares por barril; el Brent, referencial británico, ha retrocedido 1.5% a 55.97 dólares y la mezcla mexicana de exportación ha bajado 1.4% a 45.71 dólares.

Opacan acuerdo de la OPEP

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y productores fuera del cártel, como Rusia y México, acordaron a finales del 2016 reducir su producción en casi 1.8 millones de barriles por día durante la primera mitad del 2017.

De acuerdo con el primer dato oficial de la OPEP, el acuerdo se ha cumplido en 93%, siendo Arabia Saudita el país que más ha reducido su producción, incluso recortándola más de lo previsto. Angola y Qatar, ambos miembros de la OPEP, y Omán también han excedido sus recortes.

A las reducciones exitosas de los países petroleros, algo que no sucedía desde el 2008, se suma un dólar menos fuerte. De acuerdo con el índice dólar de Reuters, el dólar se ha debilitado 0.94% a 101.25 puntos en lo que va del año.

La menor producción de miembros de la OPEP, algunos no miembros de ésta y un dólar menos fuerte han sido contrarrestadas, al menos en lo que va del año, por una mayor extracción y mayores inventarios en Estados Unidos.

La producción en Estados Unidos (lo vemos en las plataformas de producción) está aumentando de manera importante y ello debe ser un contrapeso para este optimismo en el precio del petróleo. En estos días sí está pesando y hacia adelante, dependiendo de la evolución, debería de tener un peso importante para contrarrestar el optimismo de la OPEP , explicó Mariana Ramírez, analista de Ve por Más.

Los productores estadounidenses agregaron en enero la mayor cantidad de plataformas petroleras activas desde el 2012, llevando la cuenta total a 591, la más alta desde octubre del 2015, detalló Baker Hughes en su reporte semanal.

Otra cosa que hemos visto es la demanda de petróleo. Hemos visto por varias semanas consecutivas que han aumentado los inventarios de petróleo en Estados Unidos, incluso por encima de lo que estaba previendo el consenso. Un aumento en los inventarios no nos habla necesariamente de una buena demanda en Estados Unidos , detalló Mariana Ramírez.

La Administración de Información de Energía informó la semana pasada que los inventarios de crudo subieron 13.8 millones de barriles a 508.6 millones de barriles en Estados Unidos, por encima de las previsiones de los analistas.

A la presión que están ejerciendo los datos estadounidenses sobre el precio del crudo se puede sumar uno más, la fortaleza del dólar.

Dólar, un jugador importante

La dinámica del dólar es un tema que va a seguir presionando la relación de precios, en todas las referencias y en consecuencia afectaría al WTI , dijo Santiago Leal, analista de Banorte-Ixe.

La fortaleza del dólar en las últimas sesiones ha provenido de las expectativas que hay sobre el plan de estímulos fiscales y recorte de impuestos de Donald Trump, presidente de Estados Unidos y de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) que tiene previsto aumentar su tasa de interés este año.

Sí hay una expectativa de cumplimiento en los recortes de la producción (por parte de la OPEP) pero hay vientos en contra y el dólar es un punto que afecta con mucha incidencia la operación intradía de la parte más frontal de la compra de futuros de crudo , explicó Santiago Leal.

mario.calixto@eleconomista.mx