Los inversionistas comenzaron el año buscando activos de refugio, como el petróleo y el oro, tras la escalada en la tensión entre Estados Unidos e Irán, por el asesinato del general iraní Qasem Soleimani.

“(Hay) un menor apetito por riesgo en los mercados financieros a nivel global, ante el más reciente escalamiento en las tensiones militares entre Estados Unidos e Irán”, explicó Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base.

El Brent subió 3.55%, a 68.60 dólares por barril el viernes, su mayor nivel desde mediados de septiembre, en tanto que el crudo West Texas Intermediate de Estados Unidos ganó 3.06%, a 63.05 dólares por barril, luego de dispararse hasta los 64.09 dólares, su techo desde abril del 2019, según datos de Reuters.

El crudo mexicano de exportación finalizó el viernes con un alza de 3.90% en línea con los referentes internacionales, a 58.88 dólares por barril, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Temen que Irán tome represalias por el asesinato de Soleimani”, dijo a la AFP Thina Margrethe Saltvedt, analista de Nordea Markets, y explicó que Teherán podría atacar “instalaciones petroleras o infraestructuras de transporte”.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, pidió una “severa venganza” por la muerte de Soleimani. Los mercados temerían sobre todo “un conflicto más amplio”.

“La importancia deriva menos de la pérdida potencial de los suministros de petróleo iraní (...) que del riesgo de que se pueda desencadenar un conflicto más amplio que arrastre a Irak, Arabia Saudita y a otros”, dijo Cailin Birch, economista de The Economist Intelligence Unit.

Por su parte, el oro se recuperó al nivel más alto en casi cuatro meses, terminando la sesión del viernes a 1,551.40 dólares por onza, un incremento intradía de 1.49%, con base en cifras de Reuters.

“Después de la reciente escalada en asuntos geopolíticos, vemos un nivel de resistencia (del oro) cercano a 1,575 dólares para la próxima semana”, explicó Jigar Trivedi, analista de Materias Primas de Anand Rathi Shares & Stock Brokers en Mumbai.

El viernes, el indicador base de percepción de riesgo global elaborado por Banco Base se ubicó en 208 puntos, equivalente a una percepción de riesgo alto.

Según un reporte de Banco Base, hacia el 2020, la situación del precio del crudo seguirá siendo incierta, pues aunque la OPEP+ continuará con su objetivo de mantener el mercado del petróleo equilibrado, la situación económica global seguirá dificultando su tarea.

“Hay que mencionar que aún se espera que el crecimiento económico global siga deprimido, al menos hasta que Estados Unidos y China lleguen a un acuerdo comercial definitivo, si es que llegan a un acuerdo, y las tensiones comerciales no incrementan”, según el documento de la institución financiera.

[email protected]