El petróleo cerró en leve alza el miércoles luego de dudar durante largo tiempo ante un informe contrastado sobre las reservas de productos petroleros en Estados Unidos que muestra una fuerte alza de las reservas de crudo y una caída de las de gasolina.

El barril de Brent, referencia europea, para entrega en mayo, finalmente ganó 25 centavos terminando en 64,89 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres.

En el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en abril se apreció 25 centavos y cerró a 60,96 dólares.

Tanto el Brent como el WTI oscilaron fuertemente luego de la difusión del informe semanal de la Agencia de información sobre la energía (EIA) estadounidense.

El documento " nos brindó una serie de estadísticas sorprendentes de las cuales es difícil sacar una orientación clara", comentó Andy Lipow de Lipow Oil Associates.

En la semana finalizada el 9 de marzo, las reservas comerciales de crudo aumentaron en 5 millones de barriles (mb) situándose en 430,9 mb, cuando los analistas de la agencia Bloomberg anticipaban un incremento de solamente 2,5 mb.

La producción de crudo, que ya se encontraba en un nivel sin precedentes, siguió aumentando, con Estados Unidos extrayendo un promedio de 10,38 millones de barriles por día (mbd) versus 10,37 mbd la semana anterior.

Por su parte la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en su informe mensual revisó nuevamente al alza su previsión de producción de crudo en Estados Unidos para 2018.

Pero al mismo tiempo, cuando las refinerías estadounidenses aumentan su ritmo de actividad, las reservas de gasolina y otros productos destilados cayeron en más de 10 mb, probablemente "a causa deque los automovilistas llenaron el tanque antes de la tempestad que azotó la costa noreste", dijo Lipow.

Por otra parte, la partida del secretario de Estado Rex Tillerson "incrementa el riesgo de que Trump no confirme el acuerdo sobre el programa nuclear iraní ... e imponga nuevas sanciones que afecten al sector petrolero", subrayaron analistas de Commerzbank.