Los precios del crudo subieron más de 1% el viernes, debido a que las sanciones de Estados Unidos contra Irán reducirían la oferta, pero los futuros anotaron una baja semanal, ya que los inversionistas temen que las disputas comerciales desaceleren el crecimiento y dañen la demanda de energía.

El referencial Brent subió 74 centavos a 72.96 dólares el barril. El crudo en Estados Unidos, en tanto, ganó 82 centavos a 67.63 dólares el barril. El Brent cerró la semana con un declive de 0.5% y el West Texas Intermediate con una baja de 1.2%, luego de que una ola de ventas el miércoles dejara a ambos referenciales en terreno negativo.

Por su parte, la mezcla mexicana de exportación cerró el viernes con un repunte de 2.95%a 64.64 dólares el barril.

“No es sorprendente ver algo de repunte”, dijo Tariq Zahir, analista en Tyche Capital Advisors, quien agregó que los precios permanecerían presionados, ya que la demanda de gasolina de Estados Unidos se desacelera en otoño y las refinerías cierran por tareas de mantenimiento, lo que aumenta los inventarios de crudo. “Ahora depende de lo que veamos en las cifras de demanda”, destacó.