El petróleo abrió en alza la jornada de este miércoles en el mercado de Nueva York, al seguirse beneficiando de la vuelta a la actividad de las refinerías estadounidenses tras el paso de la tormenta Harvey, así como de señales alentadoras sobre la producción de Rusia y Arabia Saudita.

A las 13:00 GMT, el precio del barril "light sweet crude" (WTI), referencia estadounidense del crudo, ganaba 54 centavos y se colocaba en los 49.20 dólares, para el contrato de entrega en octubre, en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

Los precios del petróleo subían más temprano este miércoles debido a que fuertes márgenes globales de refinación y la reapertura de refinerías en la costa estadounidense del Golfo de México mostraban un panorama más optimista tras las profundas bajas por la tormenta Harvey.

A las 09:52 GMT, el curdo Brent subía 28 centavos, 53.66 dólares por barril, mientras que los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) ganaban 15 centavos, a 48.81 dólares por barril.

Muchas refinerías, oleoductos y puertos que fueron cerrados por el paso de Harvey hace 10 días están reiniciando sus operaciones. Hasta el martes aún había 3.8 millones de barriles de por día (bpd) de capacidad cerrada, o un 20% del total en Estados Unidos. Eso se compara con el cierre de 4.2 millones de bpd en el momento más álgido de la tormenta.

El enfoque también se centraba en el huracán Irma, de categoría 5, que se dirige al Caribe y a Florida y que podría provocar el cierre de otras refinerías y provocar más escasez de combustible.

erp