El peso mexicano cerró este martes con pérdidas contra el dólar. Tras un día feriado, comenzó la semana con un retroceso, producto de una mayor aversión por los activos de riesgo y datos económicos positivos en Estados Unidos. El tipo de cambio cerró en 19.3630 unidades, con datos del Banco de México (Banxico).

Contra su cierre oficial previo de 19.2140 unidades, el movimiento significó una caída de 14.90 centavos, que son equivalentes a 0.77 por ciento. Las cifras de permisos de construcción de octubre en Estados Unidos, por encima de las esperadas, y la falta de avances entre China y Estados Unidos presionaron al peso.

 

Los mejores datos en uno de los sectores más relevantes para la economía estadounidense respaldan la postura de Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal (Fed), quien asegura que el banco central detendrá su ciclo de ajustes monetarios. La posibilidad de un recorte a las tasas del Banxico impacta en la divisa local.

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, operó en positivo y al momento del cierre ganó 0.06%, con lo que se ubica en 97.85 unidades. El yen japonés y el franco suizo, consideradas refugios, cerraron mixtas, a falta de dirección en los mercados.

Las monedas emergentes de América Latina operaron mixtas. El peso mexicano se desplazó entre un mínimo de 19.2439 unidades por billete verde y tocó máximo de 19.4150 unidades por dólar. Otras de las monedas emergentes relevantes como el real brasileño, la lira turca y el rublo ruso se mantuvieron estables ante el dólar.

[email protected]