El p eso mexicano recuperó las pérdidas registradas frente al dólar estadounidense durante este año e inclusive registra ya una ganancia de 0.65%, al pasar de un precio de inicios de año de 20.64 pesos a la actual cotización de 20.5130 pesos por dólar.

La moneda mexicana llegó a depreciarse hasta 6.25%, considerando el nivel máximo histórico de 21.93 pesos por dólar, registrado el pasado 19 de enero.

El tipo de cambio peso-dólar finalizó operaciones del jueves en un precio de 20.5065 pesos por dólar en operaciones interbancarias, que con respecto al cierre de las negociaciones de la sesión previa de 20.7585 pesos, resulta una apreciación de 1.21%, equivalente a una recuperación de 25.20 centavos.

Fed tranquiliza

La recuperación del peso mexicano frente a la divisa estadounidense se derivó del ánimo de los inversionistas, tras la percepción de que la Reserva Federal (Fed) incrementará su tasa de referencia hasta la reunión de junio, actualmente se encuentra en 0.75 por ciento.

Dentro del comunicado que emitió el pasado miércoles, la Fed refirió que mantendrá una postura acomodaticia durante los próximos meses, al asegurar que la inflación a largo plazo se ubica por debajo del objetivo del comité.

En el Reino Unido, el Banco de Inglaterra mantuvo sin cambios su tasa de referencia en 0.25%, donde Mark Carney, el gobernador del banco central, advirtió que aún continúa la incertidumbre sobre la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, explicó que la reciente recuperación del peso mexicano frente a la divisa estadounidense se derivó básicamente de lo que sucedió con la Fed de Estados Unidos.

En ese sentido, el especialista explicó que a pesar de que la economía de EU se ve un poco más fuerte, donde se habla de mejoras consolidadas en la parte laboral y confianza empresarial, es difícil que la Fed suba su tasa de referencia en los siguientes meses.

El mercado está esperando que el presidente de EU, Donald Trump, defina su estrategia sobre todo en su política fiscal, y ya con base en eso, quizá los mercados financieros reaccionen con una mayor certidumbre y operen con una tendencia más clara , dijo Salazar.

Agregó que la apreciación de las últimas semanas de la moneda mexicana resultó fundamentalmente de que no se presentó el peor escenario , es decir, no existió revisión inmediata del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), ni tampoco han implementado medidas para afectar la remesas.

Salazar anticipó que la paridad peso-dólar podría tocar los 20.20 pesos en los siguientes días, aunque esto dependerá de que si Trump sigue sin atacar a México y el Banco de México sube su tasa de interés la semana próxima.

Por su parte, el analista técnico de mercado de cambios de Monex, Francisco Caudillo, mencionó que el peso se recupera de manera importante, por lo que existe la probabilidad de que en el corto plazo siga apreciándose hasta llegar a un precio de 20.30 pesos por dólar.

Se acabará la fiesta

Sin embargo, el especialista de Monex comentó que entre tres y cinco meses el peso mexicano tendería a depreciarse nuevamente, con el pronóstico de regresarse hasta un nivel de 22.50 pesos por dólar, debido a eventos externos.

En ese sentido, anticipó que las elecciones previstas en algunos países de Europa podrían presionar al tipo de cambio, sobre todo las que se celebraran en Francia, que se llevarán a cabo en abril, las de Alemania se efectuarán en octubre de este año y las de Holanda en marzo.

[email protected]