El peso mexicano se apreció frente al dólar estadounidense este jueves, después de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó un aumento en la inflación que reduce las posibilidades de nuevos recortes a las tasas en el país.

El tipo de cambio terminó la sesión en 20.0890 pesos por billete verde contra un registro de 20.2160 unidades ayer, con datos del Banco de México (Banxico). El movimiento en el cruce significa una ganancia de 12.70 centavos o de 0.63% para el peso.

 

Por otra parte, la moneda local también avanzó apoyada por un retroceso del dólar frente a sus princiales pares, después de la publicación del dato semanal de nuevas solicitudes de apoyo por desempleo estadounidense con un aumento inesperado.

Al cierre del Banxico, el Índice Dólar (DXY), que mide a la divisa estadounidense contra una canasta conformada por seis monedas de referencia, cedía -0.43% al nivel de 92.06 puntos, tras tocar un nivel de 92 unidades, en un mínimo de dos semanas.

En lo que respecta a la divisa mexicana, tocó un mínimo de 20.0657 pesos por dólar, en su mejor registro desde las 19.9216 unidades por billete verde en la jornada del 16 de febrero. Durante la sesión alcanzó un máximo de 20.2230 pesos por dólar.

"El impulso bajista se acelera y la paridad rompe el soporte de 20.1400 unidades. El par se aproxima a la zona de 20 pesos por dólar, donde puede encontrar soporte, pero una ruptura aceleraría el movimiento bajista", explica una nota de ActivTrades. 

Por la mañana el Inegi informó que la tasa de inflación interanual de marzo fue de 4.67%, la más elevada desde diciembre de 2018. Además, el incremento mensual en precios de 0.83% fue el mayor para un mes de marzo desde su registro de 1999.

Algunos analistas destacaron que el aumento complicaría al Banxico la posibilidad de hacer nuevos recortes a las tasas durante 2021. Sin embargo, en las minutas de su última reunión, el banco central explicó que el ciclo de bajas podría continuar.

jose.rivera@eleconomista.mx