El peso mexicano cerró con pérdidas las operaciones de media semana. El tipo de cambio concluyó la jornada en 22.0120 unidades por dólar contra un registro de 21.9450 unidades ayer, con datos oficiales del Banco de México (Banxico).

La moneda local se movió en negativo a pesar de un debilitamiento del billete verde. Esto, tras haberse acercado temprano a un nivel técnico relevante y mientras los operadores se mantenían atentos al anuncio de la Reserva Federal (Fed).

"El dólar frente al peso mexicano visitó finalmente la media móvil exponencial de 200 días, ubicada en el 21.8500 unidades, pero como era de esperarse, actuó como soporte", explicó  Alexander Londoño, analista de la firma ActivTrades.

Las operaciones dejaron para la divisa local una ligera pérdida de 6.70 centavos, que son equivalentes a una variación de 0.31 por ciento. El par se movió en un rango entre 22.0437 unidades como techo y un mínimo de 21.8503 unidades.

 

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, caía al cierre -0.21% a 93.50 unidades. Algunos analistas lo relacionaron con la espera por el anuncio de la Fed.

En un reporte de Banco Base se explica que además de las expectativas sobre una política monetaria altamente acomodaticia, "los mercados anticipan que otras regiones tendrán una recuperación económica más rápida, en particular Europa".

En su anuncio de política monetaria, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés), mantuvo sin cambios su tasas y extendió por seis meses la Línea Swap que mantiene con nueve bancos centrales, incluido el Banxico.

Sobre el desempeño de la economía, la Reserva Federal explicó en su comunicado que se mantendrá ligado a la evolución de la pandemia de Covid-19, un reto importante debido al contexto de crecientes contagios en Estados Unidos.

[email protected]