El peso mexicano opera estable frente al dólar estadounidense la mañana de este miércoles. La divisa local muestra una leve depreciación pese a un retroceso del billete verde contra sus pares principales y una baja en los rendimiento de los bonos del Tesoro.

El tipo de cambio spot se ubica en  20.1150 unidades por dólar contra las 20.0840 unidades del cierrre de ayer, con el dato del Banco de México (Banxico). El movimiento significa para la divisa mexicana una caída de 3.1 centavos, equivalente a 0.15 por ciento.

 

El cruce se mueve en un rango acotado entre un máximo de 20.1293 unidades y un mínimo de 20.0417 unidades. Su comportamiento se debe a un sentimiento de cautela por parte de los inversionistas, en un día con pocas cifras de referencia económicas.

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta conformada por seis divisas de referencia, cede -0.09% a 91.76 unidades. Temprano tocó un mínimo de 91.67 puntos, el nivel más bajo en casi un mes (19 de marzo).

Otro factor que todavía impacta al billete verde es el alza en la cifra de inflación publicada ayer en Estados Unidos. No obstante, de acuerdo con analistas, factores internos impiden que el peso continúe con el movimiento de apreciación observado ayer.

"En el caso particular del peso, existen factores de riesgo internos que podrían limitar su apreciación, entre los que destaca el proceso electoral, que puede generar presión al alza", explicó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

jose.rivera@eleconomista.mx