El peso mexicano se depreció levemente contra el dólar estadounidense este jueves, en un día en el que se publicaron cifras sobre la inflación local. La divisa mexicana perdió terreno en una jornada volátil, que sin embargo terminó con pocos cambios.

El tipo de cambio concluyó las operaciones con un registro oficial de 19.9430 pesos contra las 19.9050 unidades de ayer, con datos del Banco de México (Banxico). Esto significó una pérdida de 3.8 centavos o una variación de 0.19% en contra del peso.

 

El cruce se movió en favor de la divisa estadounidense ante el avance que registró frente a sus pares más importantes. Al cierre, el Índice Dólar (DXY), que lo mide contra una canasta conformada por seis referencias, se movía 0.24% a 91.37 unidades.

Las cifras de inflación locales ayudaron a mantener estable la paridad, debido a que el alza en registro alimentó las expectativas de que la tasa de interés de referencia del Banxico se mantendrá por algún tiempo este 2021 sin cambio en 4 por ciento.

La inflación interanual se aceleró durante la primera mitad de abril a su mayor nivel en más de tres años y con ello duplicó el objetivo permanente del Banxico. "Se reduce la ventana de oportunidad para retomar su ciclo de recortes", detalló Monex.

Patrón bajista

El par se mantuvo errático en un rango acotado entre un máximo de 19.9805 unidades y un mínimo de 19.8654 unidades. Su nivel de resistencia se mantiene en 20 unidades por dólar, mientras que el soporte se encuentra en la zona de 19.8000 pesos.

"La paridad completa tres días consecutivos en ese rango y es posible que forme lo que se conoce como patrón de bandera bajista. Desde esta consolidación, podría salir en cualquier dirección, pero es más probable que caíga", explica ActivTrades.

jose.rivera@eleconomista.mx