Desde el pasado 20 de enero (día de la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos), el peso mexicano se ha apreciado 11.14% frente al dólar estadounidense.

La aceleración en la recuperación de la divisa mexicana se derivó fundamentalmente del anuncio de la Comisión de Cambios de subastar coberturas cambiarias, lo cual tuvo un efecto positivo en el mercado que pudo fortalecer un poco más la divisa mexicana.

En lo que va de este año, la moneda mexicana ha logrado una ganancia frente al dólar estadounidense de 5.6%, además de presentar una cotización mínima de 19.44 pesos por dólar, nivel que no se veía desde principios de noviembre del año pasado.

El tipo de cambio peso-dólar hacia el cierre de las operaciones de este martes finalizó en un precio de 19.4860 pesos por billete verde en operaciones al mayoreo, que respecto al cierre anterior (19.5695 pesos) resultó una ganancia de 0.43%, equivalente a una apreciación de 8.35 centavos.

No durará mucho

Analistas del mercado destacaron que la moneda mexicana podría presentar fuertes movimientos volátiles, tras la expectativa de un incremento en la tasa de interés de la Reserva Federal (Fed) para la reunión del 15 de marzo, donde se espera que las cotizaciones se acerquen hacia los 20 pesos por dólar.

El esquema que introduce la Comisión de Cambios a través de los forwards es bastante favorable y así lo están leyendo los mercados por el efecto positivo que ha tenido en el tipo de cambio , dijo Joel Virgen, subdirector de Análisis Macroeconómico de Citibanamex.

La paridad peso-dólar también está reaccionando positivamente al repunte del precio internacional del petróleo, como es el caso del crudo de referencia de Estados Unidos, West Texas Intermediate (WTI), que durante el mes anterior registró una ganancia de 2.27 por ciento.

Comentarios ayudan

La recuperación del peso mexicano también se explicó por comentarios realizados por algunos funcionarios de Estados Unidos, como el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, que no espera una acción en términos de comercio para EU en el corto plazo.

Ayer, las declaraciones realizadas por el secretario de Comercio de EU, Wilbur Ross,acerca de que ajustar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) traerá beneficios para México, impulso al peso mexicano.

Virgen anticipó que la apreciación del peso mexicano será de carácter coyuntural, debido a la perspectiva de un mayor fortalecimiento del dólar estadounidense para los próximos meses.

Citibanamex no ha cambiado su pronóstico de tipo de cambio para el cierre de este año, pues espera un nivel de 21.70 pesos por dólar, ya que con el plan fiscal expansivo de Donald Trump, generaría un mayor gasto en la economía, sobre todo en infraestructura.

Virgen explicó que para reactivar la actividad económica se necesitarían nuevos recursos, por lo que se tendría que emitir más deuda, y al salir al mercado a buscar más dinero se elevarían los réditos domésticos, se crea un clima de altas tasas y atraes más capitales, eso fortalecería más el dólar estadounidense.

El tema del plan fiscal expansivo presionaría a la inflación en el mediano plazo, lo cual elevaría la probabilidad de que la Fed sea un poco más agresiva en el tema de incrementar su tasa de interés , sostuvo el analista de Citibanamex.

El subdirector de Estrategia de Tipo de Cambio de Banorte Ixe, Juan Carlos Alderete Macal, pronóstico que el tipo de cambio peso-dólar alcanzaría los 19.40 pesos por dólar e inclusive podría romper los próximos días ese nivel, debido al ánimo que existe entre los inversionistas por el esquema de cobertura cambiarias que implementó la Comisión de Cambios.

Riesgos

El especialista advirtió que el peso mexicano cuenta aún con un escenario de muchos riesgos en lo que resta del año.

Previsiblemente tendrá que hacer una corrección, por eventos como el tan esperado plan fiscal de Donald Trump, el cual podría traer implicaciones no sólo para la moneda local, sino para las divisas de países emergentes.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx