El peso mexicano se depreciaba la mañana de este viernes a su peor nivel desde principios de noviembre tras la publicación de datos de empleo en Estados Unidos, que provocaron que el dólar se fortaleciera y que subieran los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

La moneda azteca cotizaba en 21.3770 unidades por dólar, con una pérdida de un 1.23% frente al precio de referencia de Reuters del jueves.

El peso se encaminaba a registrar su tercera caída semanal consecutiva. En el año ha retrocedido un 7.5 por ciento.