Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), dejó entrever la posibilidad de acelerar el ritmo de alzas en la tasa de fondos federales, si bien los contratos para la tasa de la Fed en el mercado de futuros de Chicago asignan una probabilidad inferior a 50% para un alza el 13 de diciembre.

Lo anterior motivado por la revisión al alza del crecimiento económico en EU al primer trimestre de 2017, de una tasa anualizada de 1.2 a 1.4 por ciento.

En este contexto, los principales índices accionarios de EU (S&P, NASDAQ, y Dow Jones) presentaron disminuciones semanales de alrededor de 1 por ciento.

Por su parte, el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) superó el ajuste y cerró en 49,857, que implican un interesante incremento semanal de 2.05% y elevan a 10.36% el rendimiento acumulado en lo que va del 2017.

El extraordinario cierre de semana y mes en la BMV sugiere la expectativa de buenos reportes financieros al segundo trimestre del año, que se publicarán durante julio.

Los temores sobre una aceleración del alza en las tasas de interés también trascendieron al mercado cambiario en México: El tipo de cambio spot finalizó las operaciones del viernes 30 de junio en 18.12 pesos por dólar, lo que implica una depreciación semanal de la divisa mexicana de 0.62%, pero no opaca la recuperación de 14.39% que lleva en lo que va del año.

El ajuste del tipo de cambio también pudo haber sido motivado por una toma de utilidades de posiciones largas en pesos mexicanos, ya que días antes el tipo de cambio spot registró 17.90 pesos, nivel no observado desde mediados del año pasado.

Cabe destacar que el Banco de México (Banxico) cuenta con herramientas para evitar la presión sobre la paridad peso-dólar procedente de las alzas en la tasa de la Fed. Más aun, en sus esfuerzos por contener las expectativas de inflación y la propia tasa de inflación al consumidor que en mayo alcanzó 6.16%, Banxico ha llevado su tasa de referencia a 7 por ciento.

Esta tasa implica un diferencial de 575 puntos base respecto de la referencia de la Fed, lo que sin duda resulta atractivo para inversionistas extranjeros.

Por consecuencia, se mantiene la posibilidad de que el tipo de cambio spot alcance la cotización de 17.50 pesos por dólar en los próximos meses.

Otro efecto importante de la activa política monetaria de Banxico para contener inflación ha sido el aplanamiento de la curva local de rendimientos, donde las tasas de corto plazo a 1 y 28 días son de 6.99 y 6.98%, respectivamente; en tanto que las de mediano y largo plazo de 5, 10 y 30 años se ubican en 6.63, 6.80, y 7.30% respectivamente.

Esto sugiere contención de las expectativas de inflación.

*Debt senior analyst & portfolio manager

Pichardo Asset Mangment.

Asesor independiente en Inversiones.