Los precios del paladio se dispararon el miércoles hasta lograr su mejor ganancia diaria desde 1997, ya que la cuarentena impuesta en el principal productor mundial, Sudáfrica, exacerbó los problemas de suministros, mientras que el oro también subió a la espera de inminentes estímulos en Estados Unidos.

El paladio escaló hasta 24.8% previamente en la sesión y a las 1751 GMT subió 19.3%, a 2.304,74 dólares la onza.

“El paladio se está disparando debido a las crecientes preocupaciones sobre suministros (...) (El confinamiento en Sudáfrica) empeorará mucho la situación”, dijo Edward Moya, analista senior de Mercado de la correduría Oanda.

El metal ganó  10% en la sesión anterior debido a preocupaciones por el cierre de minas, aunque Sudáfrica indicó el miércoles que continuará procesando metales del grupo del platino durante la cuarentena.

El oro al contado se apreció 0.1%, a 1,612 dólares por onza en una sesión volátil, luego de alcanzar más temprano un máximo de dos semanas.