Los precios del oro bajaron 1% en las últimas operaciones del viernes, encaminándose a su mayor descenso semanal del 2017, ante las crecientes expectativas de que la Reserva Federal (Fed) suba este mes las tasas de interés de Estados Unidos.

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo el viernes que el banco central está preparado para subir su tasa referencial de interés a fines de mes, siempre y cuando se mantengan los datos económicos sobre empleo e inflación.

Antes de los comentarios de Yellen, la probabilidad de que la Fed actuara en marzo se había elevado ya hasta casi 80%, según los mercados cambiarios, tras las declaraciones en ese sentido del jefe de la Fed de Nueva York, William Dudley, y su par de San Francisco, John Williams.

Si ha habido un intento consciente (de aumentar las expectativas sobre un aumento de tasas) y estoy por sumarme , dijo el vicepresidente de la Fed, Stanley Fischer, con respecto a comentarios de otras autoridades del banco central, los cuales han elevado los pronósticos del mercado a favor de un alza en marzo.

El oro al contado bajó 0.03%, a 1,234.41 dólares la onza, tras caer durante la sesión 1%, a 1,222.51 dólares, su mínimo desde el 15 de febrero. Los futuros del oro en Estados Unidos para abril perdieron 0.5%, a 1,226.50 dólares la onza.

Los precios del oro han caído más de 2% tras no poder superar de forma decisiva el lunes el nivel de resistencia del promedio móvil de 200 días.

El oro es muy sensible a las alzas de las tasas en Estados Unidos porque eso eleva el costo de oportunidad de mantenerse en el metal, que no devenga intereses y, al mismo tiempo, impulsan al dólar, moneda en la que se comercializa. No obstante, el dólar se tomó un respiro tras dos días de avances.

Otros metales preciosos se mantuvieron firmes. La plata ganó 0.8%, a 17.89 dólares por onza, pero se encaminaba a cerrar la semana a la baja por vez primera en el 2017. El paladio subió 0.1%, a 768 dólares.