Los precios del oro cayeron más de 2% este lunes, porque el dólar se disparó después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, fue propuesto para un segundo mandato, lo que impulsó las expectativas de que el banco central mantendrá el rumbo de la reducción de su apoyo a la economía.

El oro al contado caía 2% a 1,807.60 dólares por onza troy, luego de haber tocado su mínimo desde el 5 de noviembre en 1,804.30 dólares. Los futuros del oro en Estados Unidos perdían 2.3% a 1,80.30 dólares la onza.

 

"El oro se vendió por la idea de que tal vez la Reserva Federal mantendría su actual política monetaria, en contraposición a un nombramiento de Lael Brainard", que habría sido percibida como la apertura de un camino hacia una política más laxa, dijo Jim Wyckoff, analista senior de Kitco Metals.

"Pero es sólo una reacción instintiva del mercado del oro", dijo Wyckoff, con el dólar subiendo a su máximo desde julio del año pasado. La noticia también hizo saltar a los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense.

Un dólar más fuerte encarece los lingotes para los compradores extranjeros, mientras que el aumento de las tasas de interés se traduce en un mayor costo de oportunidad de mantener el oro, que no ofrece rendimientos.

Los mercados monetarios esperan ahora que la Reserva Federal aumente las tasas de interés en 25 puntos básicos para el próximo junio, mientras que antes apostaban a julio.

"El movimiento al alza de los rendimientos reales ha acelerado parte de la debilidad del oro, pero es muy pronto para que los inversionistas piensen que es el comienzo de una tendencia sostenida", dijo Edward Moya, analista de mercado senior de la correduría OANDA.

Los responsables de la política monetaria de la Fed están debatiendo si retirar el apoyo más rápido para hacer frente a la inflación, luego de que uno de sus funcionarios más influyentes señaló que la idea estará sobre la mesa en la reunión de diciembre.

El oro tiene un soporte en torno al nivel de los 1,800 dólares y, con una semana más corta, podría consolidarlo entre 1,800 y 1,850 dólares antes de reunión de política del FOMC del 15 de diciembre, según Moya.

La plata bajó 1.3% a 24.26 dólares por onza, el platino cayó 1.7% a 1,013.45 dólares, mientras que el paladio descendió un 5.4% a 1,950.31 dólares