Para preservar el valor de su moneda y controlar la inflación, naciones emergentes, como Rusia, Brasil, Turquía, Perú y Sudáfrica, utilizaron las herramientas de política monetaria que tienen.

Los países emergentes han sido afectados por el problema del tipo de cambio de Argentina y la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de recortar los estímulos a su economía.

El Banco Central de Turquía elevó sus tasas de interés de 7.75 a 12%, ante la emergencia desatada por la devaluación de la moneda nacional frente a la divisas internacionales durante los últimos días.

La medida tenía por objeto ayudar a estabilizar el valor de la lira, que se hundió en los últimos días en medio de turbulencias en curso en los mercados emergentes , destacó la declaración oficial del Banco, según un reporte de la edición electrónica del periódico Hürriyet Daily.

En Sudáfrica, el Banco de la Reserva subió este miércoles por primera vez en casi seis años las tasas de interés, en consonancia con otras economías de mercados emergentes que han endurecido la política monetaria para tratar de contener grandes caídas de sus monedas.

El Banco de la Reserva subió su tasa repo, utilizada para préstamos a bancos comerciales, en 50 puntos base, a 5.5%, indicando que se esperaba que se intensificaran las presiones sobre el tipo de cambio y que la mayor responsabilidad del Banco Central era mantener la inflación bajo control.

El alza de las tasas de interés sigue a medidas similares anunciadas en otros países en desarrollo, donde India subió las tasas inesperadamente esta semana (28 de enero del 2014) mientras que Brasil e Indonesia ya han endurecido sus políticas monetarias.

Los inversionistas consideran que las tasas reales de interés en esas economías son muy bajas para compensar los crecientes riesgos políticos y económicos.

El Banco de la Reserva de la India anunció que incrementó 25 puntos base la tasa de interés para ubicarla en 8%, con el objetivo de frenar las presiones inflacionarias y estimular el crecimiento económico.

En el caso de India, el incremento la subida anunciada este martes es la tercera desde que el ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) Raghuram G. Rajan fuera designado gobernador del instituto emisor indio el pasado mes de agosto.

En América Latina, el Banco Central brasileño anunció que subirá las tasas de interés para mantener bajo control la inflación, que cerró el 2013 en 5.91%, por encima de lo esperado y de la meta de 4.5 por ciento, pero dentro del margen de tolerancia, que es de dos puntos porcentuales.

El Banco Central de Perú vendió el miércoles 440 millones de dólares, el mayor monto ofertado en más de cinco meses, para calmar la sed de divisas de los inversores.

[email protected]